Design by xk ad

La caqueteña de 30 años de edad, considerada la actriz más candente de Colombia fue asesinada hace ya 14 años, así fue como sucedió…

Su circulo social más cercano la recuerda como una mujer muy talentosa, coqueta, atractiva, ardiente, alegre, carismática y que le gustaba la buena vida. Hablamos de Liliana Lozano, una bella actriz nacida el 28 de septiembre de 1978 en el departamento de Caquetá.

Por algo dicen que las caqueteñas son las más hermosas de Colombia y Liliana era el vivo ejemplo, comenzó su carrera a muy temprana edad cuando se ganó el reinado del Bambuco, acto seguido debutó para televisión nacional y se robó todas las miradas.

Se ganó el casting para hacer el papel de Esperanza, una enamorada de Oscar Reyes, en la exitosa novela Pasión de Gavilanes. Claro qué, ya antes, había sido presentadora en la serie del Club 10, con la Familia Cheveroni. Lozano estaba muy ilusionada con su trabajo y siguió consiguiendo papeles, dentro de los que se destacan están: Amor de mis amores, Infieles anónimos, Marido a Sueldo y su última aparición fue en La dama de Troya.

Mientras su carrera iba en ascenso fue catalogada como una de las actrices más bellas de la televisión nacional. Estaba en un momento donde recibía muchos elogios, trabajaba muy fuerte en su estado físico que complementaba con su gran carisma y estaba muy cotizada.

Además, en la parte sentimental, se vinculó con el actor venezolano Pablo Martin, el exfutbolista Faustino Asprilla y otros famosos. La vida de la caqueteña estaba rodeada de trabajo, amistades, eventos sociales, en fin, era una mujer exitosa.

¿Cómo falleció Liliana Lozano?

Todo parece indicar que la actriz estaba comenzando a rodearse de personas de “dudosa reputación”, su circulo social de repente, la veía más desenfocada de su trabajo, con otras prioridades y “lo peor” muy enamorada. El atroz crimen de la top model colombiana se debió a que tuvo una relación sentimental con un narcotraficante desde el año 2006. Ese noviazgo fue el que acabó con su vida.

Según el diagnóstico de los forenses, “la caqueteña estaba viviendo su propia película de terror”, encontraron indicios de maltrato y agresión física y psicológica. Cuando al fin terminaron con su vida, su cuerpo fue arrastrado hasta unos cañaduzales en el Valle del Cauca.

El 10 de enero de 2009 Lozano fue asesinada junto a Fabio Vargas, hermano del narcotraficante Leónidas Vargas, sus cadáveres fueron encontrados a las afueras de un hotel en Pradera, Valle del Cauca. Todo apunta a que se trató de un asesinato por venganza y Liliana estaba en el lugar y a la hora equivocada.

“El pecado de Liliana Lozano fue enamorarse de alguien millonario y poderoso que lamentablemente se trata de un narcotraficante”, señalaron sus familiares para un medio nacional.

Posterior a su asesinato, se conoció toda la verdad, el enamorado de Lozano se llama Andrés Felipe Santamaría, también Caqueteño, luego de unos meses de relación, él decide contarle que era una narco. Andrés Felipe era un alias pues en realidad se trataba de Fabio Vargas, hermano de Leónidas Vargas, conocido en el bajo mundo por ser el jefe del cartel del Caquetá.

Sus familiares la recuerdan cada año por estas fechas y es que una perdida como esa -nunca se olvida-, los seguidores de la joven, sus colegas y en general, el público colombiano, aún recuerdan sus mejores épocas a través de sus grabaciones televisivas y solo esperan que el alma de la ardiente actriz algún día logre descansar en paz.