El futbolista y su esposa perdieron uno de los bebés que esperaban hace algunos meses.

Una de las máximas estrellas del mundial y el futbol internacional es Cristiano Ronaldo, el astro portugués llega a su última copa del mundo a dejarlo todo en la cancha por la copa. Además de su participación en la cita mundialista, el futbolista es noticia por sus polémicas declaraciones en entrevista con el periodista Piers Morgan.

Cuando le preguntaron respecto a su relación con en técnico, CR7 dijo que: “no le tengo respeto porque él no me respeta. Si no me tienes respeto, nunca te tendré respeto”. Además, aseguró que se siente traicionado por el club inglés, pues aseveró que varias personas lo quieren fuera.

Ahora, el deportista vuelve a ser noticia pero esta vez por una situación bastante personal. En la misma entrevista con Morgan el futbolista reveló un detalle importante de su vida personal.

Cristiano Ronaldo confiesa que conserva las cenizas de su hijo

Hace varios meses que Ronaldo y su pareja Georgina Rodríguez le dieron la bienvenida a su hija Esmeralda. Sin embargo, la pareja esperaba mellizos, pero en el parto del niño no sobrevivió. La modelo y el futbolista compartieron la triste noticia en sus redes sociales. “Solo el nacimiento de nuestra niña nos da fuerzas para vivir este momento con algo de esperanza y alegría”, escribieron en la publicación.

Ahora, que los meses han pasado el portugués reveló que “las cenizas (de mi hijo) están conmigo, como mi papá, están aquí en la casa. Es algo que quiero conservar por el resto de mi vida y no tirarlo al océano o al mar”. Cristiano contó que tiene una capilla y allí guarda las cenizas de los dos.

“Es una locura. A veces traté de explicárselo a mi familia e incluso a mis amigos más cercanos. Yo digo: ‘Nunca me sentí feliz y triste en el mismo momento’. Nunca sentí. Es difícil de explicar. Es muy difícil. Es… no sabes si lloras o no sabes si sonríes. Porque es algo que no sabes cómo reaccionar. No sabes qué hacer, para ser honesto”, dijo.

Tambien aseguró que: “tuvimos momentos bastante difíciles porque no entendemos por qué nos pasó. Fue difícil, para ser honesto. Fue muy, muy difícil entender lo que estaba pasando en ese período de nuestra vida”.