Paola Bracho, la protagonista de ‘La Usurpadora’, tuvo un triste final, que no todos recuerdan.

‘La Usurpadora’ fue una de las telenovelas más exitosas de todos los tiempos, pero aunque dejó un gran legado con su historia, también lo hizo con la muerte de Paola, la protagonista que todos amaban y así ocurrió esta.

La telenovela ha sido la más replicada en la historia de los melodramas, pues su éxito fue tan grande, que todas las televisoras querían tener su propia versión, pero ninguna como la legendaria versión de Gaby Spanic.

Esta ha sido transmitida en muchos países e incluso se ha traducido en diferentes idiomas, dejando impactados a millones de personas que fueron testigos del talento de la actriz.

La primera versión de esta, fue realizada en Venezuela, en 1971, pero fue hasta 1998 que Beatriz Sheridan dirigió la versión mexicana, con la producción de Salvador Mejía.

Gabriela le dio vida a dos personajes, las hermosas gemelas que tenían mucho en común, pues aunque por un lado una era noble y gentil con todas las personas, otra era bastante mala y solo le interesaban las cosas materiales.

Así fue la muerte de Paola Bracho de ‘La Usurpadora’

Paulina Martínez era el personaje al que le dio vida la actriz, que se caracterizaba por tener buenos sentimientos, a pesar de que tenía una vida muy complicada, debido a que tenía que ayudar a su madre, quien estaba enferma.

Ella trabajaba en el baño de un restaurante lujoso de Cancún, pero el dinero que ganaba ahí, no era suficiente para cubrir los gastos que la enfermedad de su madre generaban.

Por otra parte, también le dio vida a Paola Bracho, quien era la esposa de un empresario adinerado que era bastante reconocido pero a pesar de ello, estaba cansada de la vida que tenía por estar harta de su rutina.

Además se sentía abrumada porque se sentía comprometida a vivir esa vida, por el dinero, con un hombre que era mucho mayor que ella.

pero luego de conocerse, se sorprenden al darse cuenta de que son idénticas, por lo que de esa manera descubren que son gemelas y pasan de ser desconocidas, a cambiar su vida.

Aunque logran mantener el secreto durante mucho tiempo, al final son descubiertas, e incluso Paulina se va a la cárcel, mientras que Paola tuvo un terrible accidente que aparentemente la dejó inmovil.

Pero la realidad es que era todo parte de un plan para que la familia Bracho no la abandonará, hasta que descubren la gran mentira y cuando lo notan, sufre un grave accidente automovilístico y cae de un barranco.