La pareja sentimental de Gabriel Soto ha pasado largas temporadas en lugares paradisiacos donde da fe de la belleza que le acompaña

Irina Baeva sabe conquistar a sus fans con la alegría de sus bailes
Irina Baeva sabe conquistar a sus fans con la alegría de sus bailesCréditos: IG @irinabaeva

Si pudiera pasarse el resto de la vida bailando, seguramente Irina Baeva no dudaría en llevarlo a cabo con total alegría. La chica de 29 años que el próximo 25 de octubre cumplirá tres décadas, ha gozado en diversas ocasiones de pasarse días enteros bajo el sol y gozando la playa, mar y arena que le acompañen.

Quizá porque en su natal Moscú esto sea algo bastante difícil de obtener, es que Irina vive feliz de estar en este lado del mundo donde puede broncearse perfectamente y mostrar a todos sus mejores pasos de baile, porque cuando se trata de pasarla bien la prometida de Gabriel Soto sabe muy bien cómo llevar el ritmo y marcar la diferencia en un bikini de color negro.

Pocas mujeres podrán decir que lucen así de bien con este par de situaciones, pero Irina Baeva es una de ellas y disfruta de ser el centro de atención.

Irina Baeva es la mejor bailando en bikini

Con un bikini en color negro cubriendo su silueta perfecta y el sol calzando su piel para crear el bronceado que buscaba, es que Irina Baeva se dejó ver hace un tiempo mientras gozaba de unas vacaciones que bien le sirvieron para despejarse de los problemas o preparativos de su eterna boda con Gabriel Soto, así como para pasarse un rato de lo más lindo.

Parada sobre un pequeño muelle y con el mar tras de ella, fue que Irina mostró que si se trata de bailar y sentirse libre con el mejor bikini, ella puede dar entonces los mejores pasos de baile.

Dio ánimos a sus fans

Lo anterior sucedió en algún momento de la larga cuarentena que tuvo a millones de personas en casa, cuidándose de algún contagio. Por lo tanto, Irina trató de mostrar a sus fans un poco de relajación y bailar al ritmo de algún sonido caribeño que llenara de electricidad su cuerpo, dando por resultado que su outfit luciera aún más y ella, como una reina de la playa, fuera la triunfadora al momento de bailar como nadie.