La cantante asegura que hizo toda clase de sacrificios para mantener su relación

Desde que Shakira y Gerard Piqué emitieron un comunicado en conjunto para confirmar su separación, la cantante se había mantenido en silencio y todo lo que se sabía era gracias a paparazzis y fuentes cercanas a los famosos, pero en medio de la batalla legal por la custodia de sus hijos, la colombiana decidió romper el silencio y por primera vez hizo confesiones sobre lo difícil que ha sido todo este proceso.

Luego de que en junio pasado se confirmaran las versiones de que Shakira y Piqué estaban pasando por un mal momento, el futbolista español comenzó a presumir su romance con Clara Chía, por el contrario, la cantante optó por estar alejada del escándalo y solo aparecía en público por sus compromisos laborales y en contadas ocasiones paseando junto a sus hijos, pero ahora ofreció una muy honesta entrevista a ‘ELLE’ en la que confesó que está pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida.

La intérprete de “Te felicito” reveló que ha intentado por todos los medios posibles ocultar la información para que no llegue a sus hijos; sin embargo, es algo imposible, ya que Sasha y Milán reciben comentarios en la escuela que sí los han afectado.

He tratado de ocultar la situación frente a mis hijos. Intento hacerlo y protegerlos, porque es mi misión número uno en la vida. Pero luego escuchan cosas en el colegio o se encuentran con noticias desagradables y les afecta“, dijo.

Shakira descuidó su carrera para apoyar la de Piqué

En otro de los momentos más honestos de la entrevista, Shakira confesó que España no era precisamente el mejor lugar para su carrera, pero decidió mudarse al país europeo para que Piqué pudiera entrenar con su equipo, por lo que considera que ella hizo muchos sacrificios para mantener su relación que finalmente no prosperó.

Puse mi carrera en segundo plano y me vine a España, a apoyarlo para que pudiera jugar al fútbol y ganar títulos. Y fue un acto de amor”, dijo la famosa, quien en parte no cree que todo resultó mal, ya que gracias a este sacrificio ha podido ser una madre presente y sus hijos forjaron vínculos muy fuertes, tanto con ella, como con su padre: “Es inquebrantable y que nos sostiene”, agregó.

Finalmente, Shakira se negó a hablar sobre Clara Chía, ni sobre las infidelidades que se le han atribuido al jugador del Barcelona, pero lo que sí confesó fue que la separación no ha sido nada fácil de sobrellevar, incluso ha llegado a pensar que todo se trata de una pesadilla que va a terminar, pero en el fondo sabe que no es así.

A veces siento que todo esto es un mal sueño y que voy a despertarme en algún momento. Pero no, es real. Como he dicho, es probablemente la etapa más oscura de mi vida”, comentó la cantante.