José Eduardo Derbez recordó el día en el que una de sus ex novias trató de secuestrarlo por quererlo solo para ella.

José Eduardo Derbéz recordó el día en el que una de sus ex novias trató de secuestrarlo, tras pedirle que terminaran s noviazgo y se lo llevó en su carro, en donde le dijo que lo amarraría en una cabaña

El actor relató en la entrevista con Gustavo Adolfo Infante para ‘El Minuto Que Cambió Mi Destino’, la mala experiencia que tuvo con una de sus ex novias, a quien llamó “loca” por no solo dañarlo dentro de su relación, sino también al culminar esta.

El periodista lo cuestionó sobre el supuesto secuestro que tuvo por parte de una de sus parejas sentimentales, a quien confundió, y fue ahí cuando el hijo de Victoria Ruffo, reveló de quien se había tratado en realidad y recordó lo que vivió con ella.

El actor confesó que es una persona que acostumbra a tener relaciones sentimentales bastante largas, pues no le gusta mucho tratar con las personas y le da un poco de ‘flojera’.

Y aunque mencionó a algunas de las ex novias con las que se involucró, no mencionó a una de las más polémicas, quien al pedirle que terminaran con lo que tenían le hizo algo bastante inesperado.

“No fue Bárbara, fue una ex que tuve que estaba bien loca”, expresó para proceder a contar lo que ocurrió con ella luego de que cortaran y llegara a su casa para pedirle que saliera a verla un momento.

Me dijo ‘ay ¿puedes salir a tu estacionamiento?’ o una cosa así y le dije ‘sí, claro’. Yo me acuerdo que en esa época tenía a mis serpientes. Hasta bajé con mis dos serpientes porque las estaba yo acariciando”, contextualizó para contar mejor la historia de lo que vivió.

“Llego y me dice ‘súbete al coche’, agarro, me subo”, dijo, agregando que se subió al automóvil que ya era bastante antiguo que se caracterizaba por ser bastante grande y lo hizo con las serpientes que llevaba colgadas en el cuello.

“Pérate mija ¿a dónde vamos? yo no avisé, no dije nada, pues nada más me dijiste ‘baja al estacionamiento’ y me dice ‘tú espérate y dije ‘no ¿cuál espérate’ dijo yo… ‘no manches, regrésame a mi casa’”, dijo sobre la reacción que tuvo al darse cuenta de que ya se encontraban en Periférico.

Le dijo que lo llevaría a una cabaña en el Ajusco en donde lo tendría a su disposición: “Te voy a tener solo para mí”, fueron las palabras que hicieron que el actor se asustara, creyendo que se trataba de una situación de telenovela.

Se negó a aceptar su destino y ante las pocas posibilidades que tenía de escapar, la amenazó con romper los lentes que llevaba al interior del auto, a lo que no le dio importancia y ante la desesperación que sentía comenzó a apretar todo lo que podía con lo que logró bajar solo un poco la ventana del carro.

Le mencionó que aventaría los lentes por la ventana si no se detenía, pero una vez más no le dio importancia, por lo que procedió a aventarlos y continuó ignorándolo pero le confesó que a donde irían, lo amarraría y así lograría que saliera.

“DIje ¿sí lo va a cumplir… no lo va a cumplir?… rarísimo, aparte como si estaba bien enfermita, bien dañada. Toxicota, toxicota”, fue como se expresó al recordar la desagradable experiencia que vivió con ella.

La amenazó con las supuestas mordeduras de sus víboras, comparándolas con unos perros y con aventar su celular de la misma forma en la que lo hizo con los lentes, pero tampoco funcionó.

Por ello tuvo que tratar de convencerla de otra forma y comenzó a hablarle románticamente, con lo que muy fácil creyó que regresarían y solo así accedió a llevarlo de regreso a su casa.

Una vez que llegaron, se bajó del auto y le gritó todo lo que pensaba de hacer que su relación funcionara: P*nche loca, no te quiero volver a ver en mi vida desgraciada, me vas a matar de un susto. Donde regreses te voy a demandar”, le gritó alertando a todos los que estaban cerca de su casa.

Al final le pidió a sus amigos que estaban viéndolo que se movieran, pues arrancó el auto y temía por la seguridad de quién se atravesara y comentó que jamás volvió a saber de ella.