El joven se tomó fotografías con Karely Ruiz sin saber que estaba siendo vigilado

Karely Ruiz es una de las modelos de OnlyFans más cotizadas del momento, por lo que no es raro que cuando alguien se la encuentra en la calle, le pidan fotografías, pero en esta ocasión se viralizó el caso de un joven que se tomó una selfie con ella sin saber que su jefa estaba viendo todo desde las cámaras de seguridad.

En varias ocasiones, Karely Ruiz ha dicho que “no tiene la obligación de tomarse fotos en la calle”, pero lo cierto es que quienes se la han encontrado coinciden en que la modelo originaria de Monterrey suele ser amable y hasta posa con ellos, justo como lo relató un empleado de telefonía celular que se hizo viral por su historia.

El joven compartió en TikTok una fotografía en la que se le podía ver portando el uniforme de la empresa de telefonía celular para la que trabaja y junto a él a Karely Ruiz posando para salir en la fotografía del chico.

El joven acompañó la fotografía con la leyenda: “Yo bien feliz tomándome fotos” y agregó otra fotografía de las cámaras de seguridad en dónde se vio todo lo que pasó en el local y confesó que su jefa le escribió de inmediato: “Y tú cómo trabajas”, le dijo la mujer.

El hecho de que la jefa del chico lo cachó tomándose fotos con la modelo en su lugar de trabajo causó toda clase de preguntas, sobre sí pudo perder su trabajo o recibió algún regaño, así que el empleado grabó otro video en el que explicó que la vio desde que llegó al local con su novio, pero no la reconoció.

Según su relato, él atendió al novio de Karely Ruiz y le dio todas las explicaciones que necesitaba, mientras tanto ella se quedó afuera y una chica le pidió una foto, así que el empleado comenzó a sospechar que sí se trataba de la modelo, algo que comprobó cuando entró al negocio minutos después.

El joven confesó que se sintió muy nervioso y hasta tuvo problemas para tomar la fotografía, pero Karely Ruiz fue comprensiva y muy amable con él, por otro lado, su jefa estaba viendo todo lo que pasaba por las cámaras de seguridad y de inmediato le mandó por WhatsApp una fotografía de lo que se vio por las pantallas de circuito cerrado.

Aunque la encargada en turno le mandó pruebas de que estaba tomándose fotografías en el local, no hubo ningún problema como se especuló, por el contrario, la mujer lo tomó con humor y bromearon con lo sucedido.

​Aquí la historia: