Karely Ruíz reveló que a sus papás no siempre les agradó que su hija hiciera contenido para adultos en OnlyFans.

Karely Ruíz habló de que la idea de que hiciera contenido para adultos en internet, no siempre le agradó a sus padres y contó cuál fue su reacción al enterarse de lo que estaba haciendo para ganar dinero, que es muy diferente a lo que opinan en la actualidad.

La modelo fue invitada a una de las entrevistas de Adela Micha, en la que reveló algunos aspectos de su vida, y sobre lo que acostumbra a hacer para ganarse la vida en internet, dejando al descubierto varios de sus secretos.

Pero uno de los temas más interesantes que tocaron en esta, fue el cuestionamiento sobre lo que opinan sus padres de las acciones que realiza y todo lo que ha mostrado en redes sociales.

Para nadie es un secreto que la regiomontana acostumbra a mostrar su cuerpo sin temor alguno a lo que dirán de ella, ya sea a través algunas publicaciones de Instagram en la que comparte fotografías en las que aparece en bikini o en su cuenta de OnlyFans, lugar al que sube contenido exclusivo para sus fans más fieles.

Pero parece que no siempre fue sencillo para ella dedicarse a lo que ahora hace, ya que la reacción de sus padres no siempre fue tan positiva como lo es ahora, y es que para ningún padre podría ser sencillo enfrentarse a una noticia tan sorprendente.

La mexicana que ya ha sufrido bastante por la censura de las redes sociales al mostrar su cuerpo, reveló que al principio, sus padres no estaban de acuerdo con que mostrara su cuerpo de esa forma en Internet, pero fue hasta que comenzaron a ver las ganancias que empezaron a apoyarla por completo.

Esto, debido a que en ningún momento le negaron hacerlo, pero no siempre les pareció adecuado, aunque confesó que el dinero es algo que tanto a ella, como a sus padres les ha gustado, y ha sido ella quien les ha proporcionado cada uno de los lujos con los que ahora viven, tanto ellos como sus hermanos.

Aunque ahora vive sola y pasa mucho tiempo en los viajes con los que debe cumplir por su trabajo, sus padres le comentaban que no era la forma en la que debía marcar el camino a su futuro, y fue hasta que cumplió la mayoría de edad que se reveló ante ellos.

“Al principio si era difícil para ellos. Me decían ‘es que no me gusta que hagas esto’ y yo ‘pues ni modo’, cumplí 18 y me fuí”, expresó sobre lo que hizo para evitar que le pudieran impedir hacer lo que le gusta.

Pero la verdadera razón por la que se salió de la casa de sus padres, no era que no se lo permitieran, sino que quería respetarlos tanto a ellos como su hermana que sufre de una discapacidad, con quien dormía en el mismo cuarto.

Micha la cuestionó sobre si sus padres actualmente no se escandalizan por lo que hace, a lo que ella respondió que solo fue cuestión de que se acostumbraran a la idea para que terminaran de procesarlo.

“Pues no les parecía mucho la idea, pero como que lo fueron aceptando ¿qué más le hacían? más que aceptarlo… aparte pues les compré casa y carro y se quedaron callados”, dijo muy orgullosa de los logros que ha tenido.