Daria Kaleniuk pidió una zona de exclusión aérea para proteger a la población amenazada por la invasión rusa. La respuesta del primer ministro británico

Una activista ucraniana realizó una emotiva súplica directamente a Boris Johnson para que el Reino Unido ayudara a establecer una zona de exclusión aérea sobre los cielos de su tierra natal.

Daria Kaleniuk se enfrentó al primer ministro británico en una conferencia de prensa en Varsovia, la capital de Polonia, mientras explicaba cómo su familia y sus compañeros de trabajo seguían amenazados por la invasión rusa.

“Estás hablando del estoicismo del pueblo ucraniano”, le dijo a Johnson. “Pero las mujeres ucranianas y los niños ucranianos tienen mucho miedo debido a las bombas y misiles que caen del cielo”.

“Los ucranianos están pidiendo desesperadamente que Occidente proteja nuestro cielo. Estamos pidiendo la zona de exclusión aérea”, agregó Kaleniuk. Y preguntó: “¿Usted está diciendo en respuesta que desencadenará la Tercera Guerra Mundial, pero ¿cuál es la alternativa? ¿Observar cómo nuestros niños, en lugar de aviones, protegen a la OTAN de los misiles y las bombas?¿Cuál es la alternativa a la zona de exclusión aérea?”.

Aún así, Kaleniuk describió cómo los aviones de la OTAN estaban actualmente en Polonia y Rumania e instó a la alianza a “al menos” considerar colocar un escudo aéreo sobre el oeste de Ucrania, para permitir que las mujeres y los niños viajen a las fronteras de su país y busquen refugio.

Destacó cómo el Reino Unido había proporcionado garantías de seguridad a Ucrania como parte de un memorando de 1994 firmado en Budapest.

Y también cuestionó por qué Johnson había viajado a Polonia el martes y no a Ucrania.

“Porque tiene miedo, porque la OTAN no está dispuesta a defender, porque la OTAN tiene miedo de la Tercera Guerra Mundial”, agregó Kaleniuk. “Pero ya ha comenzado y son los niños ucranianos los que reciben el golpe”.

Kaleniuk, directora ejecutiva del Centro de Acción Anticorrupción de Ucrania, preguntó por qué más oligarcas rusos, y sus familiares, no estaban siendo sancionados por Occidente.

Está hablando de más sanciones, primer ministro, pero [el propietario del club de fútbol Chelsea] Roman Abramovich no está sancionado”, le dijo a Johnson. “Él está en Londres, sus hijos no están en los bombardeos, sus hijos están allí en Londres”.

“Los hijos de Putin están en Holanda, en Alemania, en mansiones. ¿Dónde están todas estas mansiones incautadas? No veo eso”, dijo. “Veo a los miembros de mi familia y a los miembros de mi equipo, veo que estamos llorando”.

En respuesta, el primer ministro le dijo a la activista que estaba “muy consciente de que no hay suficiente que podamos hacer, como gobierno del Reino Unido, para ayudar de la manera que usted quiere”.

“Tengo que ser honesto al respecto”, dijo Johnson, al reiterar su oposición a que las fuerzas de la OTAN intenten establecer control aéreo sobre Rusia por encima de Ucrania.

“Cuando hablas de la zona de exclusión aérea, como le dije al [presidente ucraniano] Volodymir Zelenskyiy… desafortunadamente, la implicación de eso es que el Reino Unido se dedicará a derribar aviones rusos, se involucrará en combate directo con Rusia”.

“Eso no es algo que podamos hacer o que tengamos previsto. Creo que las consecuencias de eso serían realmente muy, muy difíciles de controlar”.

Estados Unidos y los países de la UE en la OTAN también están rehuyendo las demandas de Ucrania de una zona de exclusión aérea para evitar que los aviones de combate rusos diezmen las fuerzas y los centros de población ucranianos.

Eso significaría esencialmente una amenaza contra la potencia nuclear más grande del mundo, arriesgándose a una respuesta escalada que podría devastar Europa o el mundo.

“La OTAN no va a ser parte del conflicto. Por lo tanto, la OTAN no va a enviar tropas a Ucrania ni trasladar aviones al espacio aéreo ucraniano”, dijo el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, el martes en Polonia.

 

Johnson también reiteró su creencia de que la agresión del presidente ruso Vladimir Putin contra Ucrania estaba “condenada al fracaso”.

“Será extremadamente difícil para él continuar en el camino en el que está”, dijo.

“Mientras tanto, como bien dice, va a haber un período de sufrimiento para el pueblo de Ucrania del que solo Putin es responsable”, explicó. “Ha tomado una decisión que muchas personas en todo el mundo encuentran absolutamente inexplicable e inexcusable”.

“Me temo que llevará tiempo superar este período. Mientras tanto, todo lo que podemos hacer es ayudar a las personas como su tripulación y su familia a salir, a ponerse a salvo, ayudarlos con todo el apoyo humanitario que podamos brindar, ayudarlos a venir al Reino Unido y ciertamente lo haremos”, dijo.

“Pero no puedo fingir que esto es algo que el Reino Unido puede arreglar por medios militares y creo que estaría mal de mi parte hacerlo”, dijo Johnson.

Sin embargo, el primer ministro sugirió que la “desventura” de Putin había impulsado nuevas ideas sobre la seguridad europea, ya que destacó la decisión de Alemania de aumentar el gasto en defensa, como la promesa de la UE de suministrar armas a Ucrania.