Marcelo Italiano, que interpretaba a Sammy, realizó fuertes declaraciones sobre su paso por la ficción de Telefe

“Para hacerla corta: si hoy grabáramos de nuevo Cebollitas y tendríamos celulares, grabaríamos algo entre grabación y grabación, las cagadas a pedos y los gritos de los directores. Hoy no se podría hacer. Pensábamos que era algo normal, que te equivocabas con la letra y que te griten y te caguen a pedos. Hoy por hoy, si yo me entero que a mi hijo un director le grita de esa manera como nos gritaban a nosotros es para matarlo. No tenía nada que ver. Yo veía a compañeros llorando pasándola mal. Si te equivocabas te pasaban la escena, y te decían ‘ahora por tentarse quedas para lo último’. Y por ahí tenías que esperar seis horas para grabar esa escena donde te equivocaste y éramos chiquitos”.

Después de 23 años, los actores de Cebollitas se animaron a contar públicamente algunos episodios de maltrato que sufrieron durante las jornadas de grabación de la tira infantil emitida por Telefe en 1997 y 19998 y dirigida por Víctor Stellay Mono Flores.

Fue Juan Yacuzzi Coqui en la ficción- quien destapó la olla. El actor, que tenía un rol protagónico, también contó que los encerraban en un cuarto al que llamaban “la pecera” y aseguró que lo habían “copiado de Chiquititas”. “Agarraron un cuartito de 4 x 4 y nos encerraron hasta grabar. Estábamos cómo diez horas encerrados, todos juntos, no podíamos salir de ahí. Los de Chiquititas lo llamaban ‘la pecera’ y nos encerraban ahí hasta grabar. Antes estábamos en el bar, en el camarín, hasta que dijeron ‘a partir de ahora, todos encerrados’ y nos cuidaban las madres”.

Meses más tarde, con la polémica ya instalada, surgió una nueva denuncia. Esta vez el portavoz fue el actor Marcelo Italiano, que en la ficción interpretó a Sammy, y quien reveló que ha visto a adultos manteniendo relaciones sexuales durante las grabaciones. Lo aseguró al analizar los motivos por los que hay quienes desmienten las versiones de maltrato. “A lo mejor estaban bastante entretenidos en situaciones privadas, íntimas como para observar lo que estaba sucediendo. Es otra conjetura de lo que pasaba, porque cada uno estaba en la suya”, dijo en diálogo con Juan Etchegoyen en Mitre Live.

“Había de todo”, continuó y aseguró que “hay muchísimas cosas más que a lo mejor podrían seguir saliendo a la luz si se sigue hablando de Cebollitas. Y a lo mejor hay intereses creados de algunas personas que quieren que no se siga hablando para que estas cosas no salgan a la luz”.

Al ser consultado por el panelista de Emparejados sobre las situaciones íntimas en las que se refirió en su relato, el actor aseguró que se ha llevado “sorpresas” al descubrir determinados episodios. “Yo, siendo un niño, me llevaba esas sorpresas a lo mejor al encontrarme atrás de un decorado a personas en situaciones comprometidas, o abriendo una puerta y encontrarme con sorpresas para ese niño de 11 u 12 años, edad que que tenía en aquel momento. Entonces, claro, a lo mejor estaban entretenidos en situaciones privadas, íntimas, y no atentos a lo que realmente estaba sucediendo. Por ahí capaz por eso hay muchas personas que no se acuerdan y dicen que no vieron nada”, agregó Italiano.

Luego, detalló que las situaciones que describió eran de personas que trabajaban delante y detrás de cámara. “Pasaba de todo. Para definirlo en francés: era un puterío. Todos contra todos. Y había situaciones que realmente podrían llevar a traerle complicaciones a alguna persona porque son situaciones íntimas y privadas. No serían bien vistas”.

“¿Te pasó de abrir una puerta y ver a dos adultos teniendo sexo?”, preguntó Etchegoyen. “Sexualmente explícitas -dijo sobre las situaciones que mencionó anteriormente-. Sí, desde ya -reafirmó-. A los besos, manoseos, situaciones más comprometidas también”.

“¿Había adultos teniendo sexo en frente de chicos?”, siguió preguntando el periodista. Y el actor respondió: “Había situaciones no deseadas para trabajar con niños. Como dije, no era gente que estaba capacidad para trabajar con chicos”.