La alcaldía de la ciudad informó que la medida fue tomada por “razones de seguridad”, ya que las fuerzas rusas “continúan bombardeando”

La evacuación de los habitantes de Mariupol, puerto estratégico ucraniano sitiado por las fuerzas rusas y sus aliados, fue postergada a raíz de múltiples violaciones rusas del alto el fuego, acusó este sábado la alcaldía.

La evacuación de civiles, que debía comenzar antes del mediodía, “fue postergada por razones de seguridad”, ya que las fuerzas rusas “continúan bombardeando Mariupol y sus alrededores”, declaró la alcaldía en Telegram.

La municipalidad instó a los civiles que se habían reunido en los puntos de salida de la ciudad a “volver a los refugios”.

Están en curso negociaciones con Rusia para establecer un (alto el fuego) y garantizar la instalación de un corredor humanitario”, agregó.

El sábado por la mañana, el ministerio ruso de Defensa anunció la entrada en vigor de un alto el fuego a partir de las 07:00 GMT para permitir que los civiles de Mariupol y la ciudad de Volnovaja, 60 kilómetros al norte, puedan partir.

Más temprano, la ministra ucraniana de Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados, Irina Vereshchuk, explicó que el mediador para establecer los corredores y garantizar el alto el fuego humanitario es Cruz Roja, y que está previsto evacuar unas 200.000 personas, de acuerdo con la agencia UNIAN.

Previamente la Alcaldía había informado de que la evacuación de la población civil comenzaría a las 11:00 hora local y finalizaría por hoy a las 16:00, según el Centro de Coordinación encabezado por el jefe de la Administración Civil-Militar Regional de Donetsk, Pavel Kirilenko.

La ruta elegida para el corredor humanitario será Mariupol-Nikolskoye-Rozovka-Pologi-Orekhov-Zaporiyia.

La evacuación se llevará a cabo en autobuses municipales desde tres puntos de la ciudad y en vehículos particulares, que deberán ceñirse estrictamente a una ruta preestablecida, señaló el Ayuntamiento en su canal de Telegram.

El alcalde de esta localidad, Vadim Boychenko, explicó que la tarea de las autoridades es proteger a la población, y que, cuando la ciudad “se encuentra bajo el fuego inmisericorde de los ocupantes, no hay otra decisión que dar la oportunidad a la población de abandonar Mariupol de manera segura”.

En la madrugada del jueves dijo que la ciudad se encontraba al borde de una “catástrofe humanitaria”, ya que Mariupol se quedó sin electricidad, agua y calefacción debido a los constantes bombardeos del Ejército ruso.

La pasada noche afirmó que la ciudad estaba siendo sometida a un bloqueo por parte de Rusia.