Si necesitas desalojar el inmueble, no dejes ahí a tu mascota: llévala contigo, porque te necesita.

Las mascotas siempre deben recibir cuidados en caso de presentarse un fenómeno natural, como los sismos. Los animales de compañía también son vulnerables a presentar traumas, lesiones y diversos problemas de tipo respiratorio, e incluso digestivos durante un temblor.

Por eso, es necesario tenerlas en mente durante un suceso de este tipo. Más del 80 por ciento de los hogares en el mundo no cuenta con un plan que asegure a las mascotas durante un sismo, según Protección Animal Mundial. A continuación te compartimos tips de especialistas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM para que protejas a tus mascotas antes y durante un sismo.

Cómo cuidarlas antes y durante un temblor Crea un plan de evacuación con mascotas incluidas. Acuerda con tu familia qué hacer y quién será el responsable de su cuidado y resguardo.  Asegúrate de que siempre tenga collar con información de contacto en caso de que se pierda. Ten una foto reciente para iniciar su búsqueda en caso de extravío. Si estás en casa, mantenlos lejos de ventanas o algún sitio peligroso para tu mascota. Si estás en la calle, busca un lugar seguro para ti y tu mascota y permanezcan juntos.

Durante un sismo, los animales se asustan y puede ser que salgan corriendo y se pierdan. Si encuentras alguno y está en tus posibilidades, ofrécele hogar y comida temporalmente; después llevarlo a un asilo para mascotas perdidas o buscar en las publicaciones de animales desaparecidos. También puedes difundirlo en redes sociales para que su dueño lo encuentre. Toma en cuenta: Comida.  Agua.

Placa identificadora.  Collar.  Correa. Jaula o transportadora.  Cartilla de vacunación con respaldo digital. Medicamentos, en caso de que los necesite. Es vital mantener la calma, pues los animales son muy perceptivos y podemos transmitirles nuestra angustia. Si necesitas desalojar el inmueble, no dejes ahí a tu mascota: llévala contigo, porque te necesita.