“Este hecho nos indigna y nos duele muchísimo”, indicó el jefe de Gobierno porteño

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, condenó hoy la violación grupal que sufrió una mujer en el barrio porteño de Palermo, se solidarizó con la víctima, y afirmó que el ataque perpetrado por los seis jóvenes identificados “tiene que ser absolutamente repudiado” y que a los acusados tiene que caerle “todo el peso de la ley”.

El mandatario de la Ciudad de Buenos Aires se pronunció a través de las redes sociales. “Quiero expresar mi solidaridad con la víctima y con su familia frente a este hecho que nos indigna y nos duele muchísimo”, señaló.

En un hilo de mensajes, Rodríguez Larreta informó que “un equipo de la Ciudad capacitado para actuar en situaciones de violencia de género está acompañando” a la víctima de la violación que conmueve a la sociedad. “Cada hecho de violencia tiene que ser absolutamente repudiado y condenado como corresponde. A los 6 violadores tiene que caerles todo el peso de la ley”, completó.

El alcalde porteño, además, destacó al Sistema Integral de Seguridad de la Ciudad ya que, a través del dispositivo preventivo, “la Policía pudo actuar rápidamente y detener a los involucrados”. “Desde entonces, se están recolectando todas las pruebas necesarias para entregarle a la Justicia”, agregó.

También fue muy importante la colaboración de las personas que se involucraron. Esto no solo demuestra solidaridad, sino un enorme compromiso por parte de toda la sociedad para erradicar la violencia de género”, sostuvo Rodríguez Larreta.

Y finalizó: “Aprovecho para difundir la línea 144, a la que cualquier persona que sufre violencia por motivos de género puede llamar las 24 horas del día, los 365 días del año de manera gratuita y confidencial”.

El caso de abuso grupal fue descubierto por un vecino que, al notar la actitud sospechosa de los imputados, alertó a los policías que llegaron a los pocos minutos y rescataron a la víctima, quien se hallaba en estado de somnoliencia y fue trasladada a un centro asistencial de la zona.

 

Todo comenzó en la tarde del lunes en la calle Serrano al 1300, pleno Palermo Soho, cuando seis jóvenes se hallaban en un auto Volskwagen Gol estacionado junto a la vereda.

Un vecino que notó algo sospechoso, alertó al 911 y de inmediato se le dio intervención a efectivos de la comisaría Vecinal 14A de la Policía de la Ciudad, quienes se trasladaron al lugar.

Al menos dos de los apresados tenían lesiones en el rostro como arañazos, por lo que los peritos analizaron las uñas de la víctima para ver si podía extraerse algún rastro orgánico para analizar y elaborar un patrón genético y poder vincular ese ADN con el de alguno de los detenidos.

Dentro del Volkswagen, los policías hallaron marihuana, dosis de LSD y secuestraron siete teléfonos celulares, que ahora también serán peritados.

Los seis detenidos fueron identificados por la policía como Ángel Pascual Ramos (23), Tomás Domínguez (21), Lautaro Pasotti (24), Ignacio Retondo (22), Alexis Cuzzoni (20) y Franco Lykan (24).

Desde las redes sociales y con protestas callejeras, vecinos, familiares y organizaciones feministas repudiaron el hecho y reclamaron el esclarecimiento del caso.