Según el líder ruso, en las operaciones militares en Ucrania solo participan soldados y oficiales profesionales, y el Kremlin no prevé llamar al contingente de reservistas.

En respuestas a insistentes rumores, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, indicó que no prevé introducir la ley marcial a raíz del conflicto en Ucrania.

“La ley marcial se aplica (…) en caso de agresión especialmente en las regiones donde tuvieron lugar combates. No tenemos una situación de ese tipo, y espero que no ocurra”, dijo Putin, al ser consultado por empleadas de la aerolínea rusa Aeroflot. Te recomendamos: Conflicto en Ucrania y Rusia | Noticias Última hora Corrían rumores en Rusia de una posible movilización y de la introducción de la ley marcial.

“Está habiendo intentos de desestabilizar la sociedad”, comentó Putin durante una reunión con trabajadores de la aerolínea Aeroflot, poco antes de la jornada de libranza en Rusia del 8 de marzo, día de la mujer. Según el líder ruso, en las operaciones militares en Ucrania solo participan soldados y oficiales profesionales, y el Kremlin no prevé llamar al contingente de reservistas.

Aeroflot fue duramente golpeada por las sanciones occidentales impuestas contra Rusia desde que sus tropas entraron en Ucrania el 24 de febrero. Zona de exclusión aérea en Ucrania El presidente ruso subrayó que Rusia consideraría como cobeligerante a cualquier país que intente imponer una zona de exclusión aérea en Ucrania, una medida que reclama Kiev, sin éxito, a la OTAN. “Escuchamos decir que sería necesario crear una zona de exclusión aérea en el territorio ucraniano.

Pero es imposible hacerlo desde el territorio ucraniano, solo es posible desde territorio de un país vecino”, explicó Putin en un encuentro con empleadas de la aerolínea rusa Aeroflot. Putin recalcó que considerarían “cualquier movimiento en esa dirección como una participación en el conflicto armado” por parte del tercer país que lo realice, ya que crearía “una amenaza contra nuestros militares”.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, criticó firmemente el viernes la negativa de la OTAN de instaurar una zona de exclusión aérea en Ucrania, que serviría para neutralizar la ventaja aérea en combate de Rusia. Las potencias occidentales no accedieron a esta petición (difícil de aplicar) porque conlleva un riesgo importante de conflicto directo con Rusia, cuyas fuerzas armadas intervienen en Ucrania desde el 24 de febrero.