En entrevista con el programa ‘Chisme No Like’, la presunta tía de Belinda, Rocío Peregrín –hermana del padre de la cantante– compartió algunos aspectos no contados de la intérprete.

Belinda, famosa actriz y cantante, sigue dando de qué habalr tras su ruptura amorosa con Christian Nodal. Y es que la intérprete ha sido punto de críticas machistas por rumores sobre la razón de la ruptura amorosa entre ella y el cantante de regional mexicano. Sin embargo, a la luz han salido otros aspectos de su vida, por ejemplo que Belinda fue obligada a cantar desde que era muy pequeña, así lo expresó la presunta tía de la famosa. En entrevista con el programa ‘Chisme No Like’, la presunta tía de Belinda, Rocío Peregrín –hermana del padre de la cantante– compartió algunos aspectos no contados de la intérprete.

Te recomendamos: Gustavo Adolfo Infante revela supuesta razón por la que Nodal y Belinda terminaron: mamá mandó hacer auditoría De acuerdo con su testimonio, la famosa era obligada a trabajar desde que era pequeña. Esto a pesar de que llorando se negaba. “Se puso a llorar cuando me contó y ahí sí me dio pena esta niña porque me dijo que ella trabajaba mucho desde muy pequeña”, reveló la tía de Belinda. Asimismo, explicó que el padre de Belinda vio que desde niña tenía potencial, así que dejó de ser su padre para volverse en su mánager. “Cuando mi hermano vio el potencial de esta niña, dejó de ser padre y se convirtió en manager”, agregó. En eset sentido, Belinda contó que es ella la que mantiene a todos: “Ella tenía varios años manteniendo a todos y es una chica joven”.

Sin embargo, la presunta tía de Belinda no sólo habló de la cantante, pues también aprovechó el espacio para revelar que su hermano, padre de Belinda, presuntamente extorsionó a su papá. Lo hizo firmar documentos que le dejaron 60 por ciento de sus acciones.

“Extorsionando a mi padre que era un hombre ya mayor… Yo creo que le tenía hasta miedo y le hicieron firmar dejándoles a ellos un 60 por ciento de las acciones. Mientras todos estábamos llorando, todos destrozados, ellos van por su cuenta al banco donde mi papá tenía su dinero”, concluyó Rocío Peregrín.