El presidente de Rusia decretó ayer varias medidas para contrarrestar la caída del rublo

El presidente ruso, Vladímir Putin, decretó ayer varias medidas para contrarrestar la caída del rublo, tras las sanciones occidentales por la invasión de Ucrania, incluida la prohibición a los residentes de transferir divisas al extranjero, anunció el Kremlin. Según un decreto publicado en la página web del Kremlin, los residentes en Rusia tendrán prohibido transferir divisas al extranjero a partir de este martes.

Además de esta medida, el gobierno de Putin determinó que todos los exportadores rusos también se verán obligados a convertir en rublos 80 por ciento de sus ingresos obtenidos en monedas extranjeras desde el 1 de enero pasado.

El anuncio de estas medidas coincide con un intento de Moscú de reforzar las defensas de la economía rusa frente a las sanciones anunciadas por los países occidentales en reacción a la invasión a Ucrania.

Estados Unidos, los miembros de la Unión Europea y otros países anunciaron la exclusión de algunos bancos rusos del sistema internacional de pagos bancarios Swift y cualquier transacción con el Banco Central de Rusia. Esta última medida busca neutralizar una parte de las gigantescas reservas de divisas extranjeras que Rusia ha acumulado en los últimos años, sobre todo gracias a sus ingresos por actividades petroleras.

Las sanciones occidentales llevaron al Banco Central de Rusia a aumentar fuertemente su tipo de interés básico, a 10.5 puntos (20 por ciento), para limitar la inflación y mantener cerrada la Bolsa hasta, al menos, el martes tras desplomarse el rublo casi 30 por ciento por las sanciones a varios bancos rusos y la exclusión de algunos de ellos del Swift.

Cajeros, sin dinero Ante la posibilidad de que las sanciones asesten un duro golpe a la economía, los habitantes rusos han estado acudiendo a los bancos y cajeros automáticos en tropel, en medio de reportes en las redes sociales de largas filas y de que los cajeros se están quedando sin dinero. La población en algunos países del centro de Europa también se apresuró a retirar dinero de las subsidiarias del Sberbank, propiedad del Estado ruso, luego de las sanciones internacionales impuestas al banco central de Rusia.

El departamento de Transporte Público de Moscú advirtió a los usuarios que posiblemente a partir de esta semana no podrán pagar con Apple Pay, Google Pay o Samsung Pay debido a que las sanciones afectan al VTB, otro banco ruso que enfrenta sanciones y el cual maneja los sistemas de pagos para los trenes subterráneos, autobuses y tranvías de Moscú.