Las fuerzas rusas bombardearon un colegio en el norte de Zhytomyr, que terminó completamente destruido