Zhytomyr fue el escenario de distinas prácticas de tiro de bombas incendiarias para proteger el territorio de la invasión y los bombardeos rusos