El secretario general Antonio Guterres mostró su rechazo a la ofensiva rusa contra la ciudad de Jarkov, donde han fallecido al menos una decena de civiles, así como el lanzamiento de misiles contra la torre de telecomunicaciones de Kiev, que dejó cinco muertos

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha trasladado su condena a los recientes ataques rusos a diversas zonas centrales de ciudades ucranianas, en los que se ha hecho uso de armamento pesado.

El secretario general está muy preocupado por el uso de armamento pesado contra los centros urbanos de Ucrania”, ha trasladado este martes el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, desde Nueva York.

De este modo, Naciones Unidas ha mostrado su rechazo a los ataques rusos registrados esta misma jornada contra la ciudad de Járkov –donde han fallecido al menos una decena de civiles–, así como el lanzamiento de misiles contra la torre de telecomunicaciones de la capital, Kiev –a causa del cual han muerto al menos cinco personas–.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha cifrado en al menos 136 los civiles muertos hasta la fecha a causa del conflicto, si bien es cierto que Dujarric ha apuntado que probablemente haya una gran cantidad de decesos no notificados.

Ucrania sufre desde hace seis días ataques del Ejército ruso una vez que el presidente, Vladimir Putin, anunciase una operación militar en territorio ucraniano días después de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.