La Organización Mundial de la Salud reiteró su llamado a establecer corredores humanitarios, sobre todo para el transporte de oxígeno

La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó este miércoles su “preocupación” por los informes sobre ataques contra hospitales y sitios sanitarios durante la invasión rusa a Ucrania.

“Estamos muy preocupados a causa de informaciones sobre ataques contra instalaciones sanitarias”, indicó el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en línea.

La sanidad y neutralidad de la atención médica, lo que incluye a los trabajadores de la salud, suministros, transportes e instalaciones para pacientes, así como el derecho a un acceso seguro a dicha atención deben ser respetados y protegidos”, subrayó.

La OMS reiteró su llamado a establecer corredores humanitarios, sobre todo para el transporte de oxígeno, cuyas reservas en Ucrania son particularmente bajas.

Un primer envío de equipamiento médico por parte de la OMS, incluidos kits quirúrgicos, llegará a Polonia el jueves, añadió.

De acuerdo a este organismo de la ONU, la semana pasada se confirmó un incidente, que consistió en un ataque con armamento pesado contra un hospital que provocó cuatro muertos y 10 heridos, incluidos seis trabajadores sanitarios.

La OMS verifica actualmente otros ataques sobre los que fue informada, según su director.

En la madrugada de este miércoles, de acuerdo a autoridades ucranianas, tropas aerotransportadas rusas tomaron tierra en Járkov, atacando a un hospital de la segunda ciudad del país, cercana a la frontera con Rusia.

La ONU estima que al menos un millón de personas han resultado desplazadas en el interior de Ucrania a causa de la invasión rusa. Además, otras 870.000 han abandonado el país, dirigiéndose hacia los vecinos, cifra que se espera aumente muy “rápidamente”, advirtió la ONU.

Por otra parte, La Asamblea General de la ONU aprobó este miércoles una resolución de condena contra la invasión rusa de Ucrania, con el apoyo de 141 de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas.

El texto “deplora” la agresión rusa contra Ucrania y “demanda” a Moscú que le ponga fin y retire inmediatamente y sin condiciones sus tropas del país vecino.

La resolución, que no tiene carácter vinculante, recibió únicamente cinco votos en contra (Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea) y 35 abstenciones.

El resultado de la votación fue recibido en pie y con aplausos por una mayoría de la Asamblea General, que se reúne desde el lunes en una sesión especial de emergencia después de que Rusia vetase un texto similar en el Consejo de Seguridad.