El Instituto Mexicano para la Competitividad declaró que el país está por debajo del promedio mundial de mujeres que trabajan en distintos estados del país

Durante la presentación del estudio “Estados Con Lupa De Género” (una medición de las condiciones laborales que las entidades ofrecen para las mujeres) se dio a conocer que, en México solo el 43.6% de mujeres participan en la economía, cifra menor en comparación con países en condiciones similares ubicados en América Latina.

Ante ello, el IMCO aseguró que el PIB podría ser 15% mayor si se suman 8.2 millones de mujeres al mercado laboral para 2030. Esto, según el instituto, seria se podría dar si la participación económica de las mujeres en México se va equiparando de forma paulatina al promedio de los países que forman parte de la OCDE, ya que el país está por debajo de la participación económica promedio.

De acuerdo con la Directora General del IMCO, Valeria Moy, esto se traduciría en beneficios económicos de diferentes tipos: más mujeres alcanzarían la autonomía económica, en los hogares se percibirían mayores ingresos y la empresas podrían percibir mayores dinámicas y mayor rendimiento que finalmente se vería reflejado en la recaudación y crecimiento económico del país.

Según Valeria Moy, para sumar más mujeres a la economía se debe conocer las diferentes barreras que existen para su ingreso, permanencia y crecimiento en el mercado laboral, de ello parte la necesidad de conocer la situación particular de cada entidad del país.

Los estados

El IMCO realizo un estudio en las 32 entidades del país y partió de tres pilares de los que se desglosaron 18 indicadores que miden la entrada, permanencia y crecimiento de las mujeres en el mercado laboral, así encontraron que:

Chiapas, Tlaxcala, Veracruz, Guanajuato e Hidalgo son las cinco entidades que ofrecen las peores condiciones laborales para las mujeres según el estudio del IMCO. Dentro de las características que comparten es que la brecha de desigualdades en comparación con el promedio nacional se acrecienta:

Por ejemplo, en estás entidades, el 76.1% de las horas de trabajo no remunerado es aportado por las mujeres. Además el porcentaje de mujeres con al menos educación medio superior es 1.4% menor al promedio general. Por otro lado, poseen los niveles más altos de mujeres trabajando en la informalidad.

Ranking general de los cinco estados con mejores y peores condiciones laborales

Las cinco entidades con mejor desempeño en las condiciones laborales para las mujeres son: Ciudad de México, Baja California, Baja California Sur, colima y Nuevo León. De acuerdo con el estudio, estas entidades tienden a tener menores desigualdades al interior del hogar, ya que en comparación con el 72% de aportación al trabajo no remunerado en el país, las mujeres que viven en estas entidades solo aportan el 68%.

Asimismo concentran una mayor cantidad de mujeres con preparación escolar en los niveles medio superior y universitario y un menor nivel de concentración de trabajo informal.

Con estos resultados, la Directora del IMCO señaló que los mayores retos en todas las entidades no solo es disminuir las desigualdades en la distribución de las labores no remuneradas dentro del hogar, sino también fomentar la permanecía de las mujeres en los sectores formales.

Asimismo el estudio señaló que la mayor parte de las entidades no ofrece empleos de calidad que sean compatibles con las necesidades de las mujeres.

Otros factores

Además de los factores mencionados, el estudio tomo en cuenta los niveles de embarazo adolescente, la inseguridad en el transporte público. Sumado a ello, no solo se contempla la participación laboral, sino también que las condiciones en las que se desarrollan sean las óptimas.