La periodista aceptó cuidar de Danna, mientras que el guía se quedó a luchar en Ucrania contra las tropas rusas.

Los ucranianos continúan en defensa de su territorio ante la invasión de Rusia. Miles de familias se han visto afectadas por el conflicto entre ambos países y ese fue el caso de un guía que pidió a una periodista de Argentina que se hiciera cargo de su hija. Sol Macaluso es una reportera argentina que fue enviada a Ucrania, estaba acompañada de un camarógrafo y un guía, ambos del país afectado. Debido a la situación de conflicto, el guía le pidió que se hiciera cargo de su hija Danna. “La familia de mi camarógrafo y de mi guía cruzan la frontera con Polonia y ellos se quedan aquí en el país (Ucrania)”, contó la periodista durante un enlace televisivo. “Son momentos bastante sensibles”.

Macaluso contó que la familia de Stefan, su camarógrafo, no tenía algún permiso especial para cruzar la frontera y, por ello, debía hacer fila hasta por 25 horas para salir de Ucrania, a pesar de que un niño pequeño estaba entre el grupo. Mientras continuaba la transmisión, la periodista dijo que su “guía nos ha pedido muy emotivamente que nos llevemos a su hija Danna. Nadie está preparado para esto”.

Agregó que tenía un mes en contacto con el camarógrafo y el guía, tiempo en que compartían casi todo el día juntos. “Es muy duro que se tengan que quedar a defender a su país, dejar a su familia y que vengan a decirte: por favor, llévate a mi hija y hazte cargo de ella, que no le falte de nada, ¿qué le vas a decir? No hay palabras”. Sol Macaluso aceptó cuidar de Danna mientras el hombre se queda a combatir las tropas rusas, pero sin saber si volverá a verlo, según información de El Mundo. “Es mi familia ahora, es mi hermana”. En otra transmisión para la cadena española Telecinco, la reportera confirmó que se quedaría con la menor y que se aseguró de ponerla a salvo mientras ella sigue trabajando en Ucrania. “Danna está con una compañera de nuestro equipo que se la va a llevar hasta Barcelona. Ahora están de Camino a Varsovia, Polonia, y están muy bien”.