La también empresaria mexicana dejo abierta la incógnita de que su exnuera haya practicado la santería contra ella o su hijo, Javier Díaz

Desde que se dieron a conocer los problemas legales que Inés Gómez Mont y Víctor Álvarez Puga enfrentan, Tita Bravo ha roto el silencio en diversas entrevistas con medios de comunicación señalando y acusando a la entonces popular presentadora de televisión de no dejarla ver a sus nietos y además reforzando las acusaciones que enfrenta por enriquecimiento ilícito y evasión fiscal.

La ex suegra de Inés Gómez Mont tuvo la oportunidad de hablar, el pasado 2 de marzo en una entrevista exclusiva para el matutino de Imagen Televisión, Sale el Solahí detalló que la madre de sus nietos suele recurrir a la santería en busca de protección y es testigo de ello.

La acompañé una vez con una cubana, una chamana, bruja, no sé cómo se le diría, santera ahí en San Jerónimo y yo la esperé abajo, luego me quedé pensando ‘Igual y me estaba embrujando a mí y yo ni en cuenta’”, dijo la madre de Javier Díaz, exesposo de la ex conductora de Ventaneando.

Asimismo, remarcó que Inés Gómez Mont y su esposo regresaron a la Ciudad de México, esto luego de haber estado escondidos en el extranjero y pidió a quienes llegaran a verlos que “los señalen con el dedo”.

Ahora bien, la abuela de Inés y los trillizos Javier, Diego y Bruno, primogénitos de Javier Díaz enfatizó que su regreso a tierras aztecas es un plan para negociar con las autoridades.

“Además, ella ya tiene una cita, tiene audiencia, pues para resolver sus problemas. Obvio, está negociando presuntamente con las autoridades, ya sabes que todo se negocia”, aseguró para el programa conducido por el periodista de espectáculos, Gustavo Adolfo Infante.

Por otro lado, la madre de quien estuvo comprometido con Gómez Mont de 2008 a 2013, recalcó que su único interés al detallar información del paradero es que la conductora arregle su situación con la justicia mexicana, ya que lo que están viviendo afecta a sus nietos.

“Primero que vayan a la cita, no sé qué decidirán, si no tuvo que ver, si el responsable es el señor (Víctor Alvarez Puga). Aquí el tema es que los afectados son los niños. Por más que me esté peleando con la señora y con el señor, los afectados son los niños. Como dicen que queremos secuestrarlos y robarlos, no, simplemente que mi hijo vea a sus hijos y a la familia”, mencionó.

El 10 de septiembre de 2021 la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo una orden de aprehensión en contra de Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Álvarez Puga, así como de otras cinco personas y siete empresas por su posible participación en los delitos de delincuencia organizada y operación con recursos de procedencia ilícita en 2016.

Desde ese momento la ex conductora de Ventaneando pasó de ser una influencer que compartía su lujosa vida en redes sociales a mantener un perfil bajo, por lo que actualmente se desconoce su paradero, así como el de su esposo y sus siete hijos.

Aunque desde un inicio Inés Gómez Mont se dijo inocente de los delitos por los que se le acusa, no ha comparecido ante las autoridades para aclarar su situación, por el contrario, rumores han señalado que la ex conductora y su familia habían salido de México presuntamente a República Dominicana. En un informe autoridades declararon que se les ha visto en diversos países sudamericanos y trasladándose por mar.

Tiempo después se reportó que supuestamente Inés Gómez Mont y su familia se encontraban en Europa, motivo por el cual se emitió una ficha roja de Interpol para dar con el paradero de la ex conductora y su esposo Víctor Álvarez Puga.