Luego de su visita a España, la jugadora del RC Kuban dejó sus impresiones acerca del conflicto bélico en Ucrania y la situación en la que se encuentra su equipo

El deporte ruso no se ha visto ajeno a la invasión a Ucrania. Con múltiples sanciones y restricciones por parte de los entes regulatorios de cada disciplina, su presencia en las competencias se hace cada vez más difícil. El rugby no ha sido la excepción. Tras su visita a España por el Campeonato Europeo, conversamos con Daria ‘Dasha’ Lushina, actual capitana de la selección rusa que cayó ante sus pares españoles el pasado fin de semana.

-¿Dónde están ahora, y como se encuentran? Tengo entendido que su viaje de España a Rusia no fue algo fácil y tienen otro partido en dos semanas.

-Recién nos instalamos en Sochi. Tras un largo viaje, agradezco que llegamos sanas y salvas. Ahora estamos a la espera de una resolución para nuestro duelo ante Países Bajos. ¡Nosotras estamos listas para jugar nuevamente!

-La guerra empezó mientras ustedes estaban en España, previo a su duelo ante ‘Las Leonas’. ¿Cuál fue la reacción del equipo cuando escucharon las noticias acerca de Ucrania?

-Nuestro equipo no va a comentar acerca de esto, pero te diré una cosa. Estamos en contra de la guerra. También me gustaría enviar un gran agradecimiento al equipo español y a la gente de España por su hospitalidad.

Con apenas 25 años de edad, Daria fue elegida recientemente como capitana de su equipo nacional. Su experiencia con el RC Khimki de Moscú y el RC Kuban de Krasnodar, además de sus 114 partidos con la selección rusa de Sevens, la convirtieron en una de las mayores referentes de su país.

-¿Cuál es la sensación actual dentro de Rusia? ¿Se siente como que fuera un lugar diferente?

-No sentimos mucho eso ya que somos atletas que nos estamos preparando para un partido. Aún así, es muy doloroso ver lo que está sucediendo.

-¿Cuán dura es la presión de liderar a tus compañeras en tiempos tan convulsionados como los que estamos viviendo?

-Debo decir que estoy agradecida con el equipo por haberme confiado el liderazgo del grupo. Tenemos una gran relación y estoy muy feliz de empujarnos a buenos resultados.

Formada en el Dolgoprudnensky Falcons y en el Slava Moscow, la versátil back, ahora enfocada en su posición de apertura, ha pasado por cada uno de los escalones del rugby ruso desde temprana edad. De hecho, su debut en la selección de Sevens se dio en el año 2012, con apenas 16 años de edad. Sus cuatro medallas de oro en los Campeonatos Europeos y su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 son solo algunos de los logros conseguidos en su carrera deportiva.

¿Qué pasó por tu cabeza cuando las autoridades les informaron que no podrán usar su bandera o cantar su himno antes de los partidos?

-Nos han quitado ambas cosas por un largo tiempo… Esto no nos frenará de ninguna manera. Seguiremos jugando por nuestro país sin bandera o sin himno. Todas sabemos de dónde somos y por qué país jugamos.

-Un periodista español publicó en Twitter que ustedes fueron amenazadas por la Embajada de Rusia en España. Él mencionó que decidieron jugar su partido a pesar de que les ordenaron no hacerlo. ¿Esto es así?

-¡Eso es una absoluta mentira! Nadie nos amenazó o nos prohibió hacer algo. Nosotras fuimos a jugar rugby y es lo que nos gusta hacer. Disfrutamos el momento.

Lo que no sabía Daria es que, apenas un par de horas luego de esta entrevista, World Rugby confirmaría la inmediata suspensión de Rusia y Bielorrusia de toda competición internacional. Además, la Federación Rusa de Rugby perderá su condición de miembro de esta entidad hasta nuevo aviso.

-No muchos medios de comunicación se han interesado en la situación de los atletas rusos como ustedes. ¿Han recibido alguna guía o instrucción por parte de la Federación Rusa de Rugby acerca de qué decir o cómo reaccionar a la prensa internacional?

-Nadie nos toca o nos dice cómo comportarnos. Estamos a completa disposición de los medios y abiertas a hablar con la prensa.

-¿Has escuchado algo acerca de jugadores de rugby ucranianos? Como actualmente no están inmersos en ninguna competencia relevante, no hemos recibido noticias de ellos.

-No, no estamos en contacto con ningún jugador o jugadora de rugby ucranianos.

-¿Podemos cerrar la entrevista con tu mensaje sobre el conflicto? ¿Qué quieres ver en el futuro?

-Mi equipo y yo estamos en contra de la guerra. Estamos a favor de la paz. Estamos muy preocupadas por toda esta situación y esperamos que todo termine de buena manera.

Aún a la espera de un replanteamiento a futuro desde su base en Sochi (donde se encuentra el nuevo Centro de Alto Rendimiento de la Federación Rusa de Rugby), la situación de Daria y sus compañeras es una gran incógnita. De momento, su participación en los Campeonatos Europeos y la Serie Mundial de Sevens quedará trunca.