Las sanciones se alinean con el paquete de medidas anunciadas por la Unión Europea que prohíben las exportaciones a Rusia de bienes de doble uso, así como cualquier tipo de producto que pueda contribuir a la mejora militar y tecnológica del ejército ruso

Suiza anunció hoy la entrada en vigor de las sanciones comerciales financieras impuestas a Rusia como consecuencia de la invasión de Ucrania, anunciadas el lunes por el presidente, Ignazio Cassis.

Las sanciones impuestas por Suiza se alinean con el paquete de medidas anunciadas por la Unión Europea que prohíben las exportaciones a Rusia de bienes de doble uso, así como cualquier tipo de producto que pueda contribuir a la mejora militar y tecnológica del ejército ruso, informó el Gobierno helvético en un comunicado

Entre estos productos se incluyen todos los materiales y tecnología que puedan ser utilizados por la industria espacial aeronáutica. En este sentido, tampoco se permite la prestación de servicios tales como trabajos de reparación, inspecciones o servicios de intermediación.

A partir de hoy también queda prohibido cualquier tipo de asistencia financiera a Rusia, incluidas las inversiones, así como todas las transacciones con el Banco Central ruso.

El país alpino se alinea asimismo con la Unión Europea en el precepto adoptado el miércoles por el que se decidió expulsar a siete bancos rusos del sistema de mensajería internacional para las transacciones financieras, conocido como SWIFT.

Los activos del presidente ruso, Vladímir Putin, y otras personas vinculadas estrechamente a él quedarán igualmente congelados.

“La aplicación de estas sanciones es compatible con la neutralidad de Suiza. El Gobierno pretende que las sanciones impuestas no obstaculicen las actividades humanitarias, por ello ha previsto exenciones humanitarias a las sanciones que puedan afectarlas”, expresó el Ejecutivo suizo.