En un documento presentado ante la justicia, los investigadores apuntan también a que se intentó defraudar a EEUU y hubo obstrucción a un proceso oficial del Congreso

El ex presidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) y uno de sus asesores legales, John Eastman, participaron en una “conspiración criminal” para revertir el resultado de las elecciones presidenciales de 2020, según apuntó al comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

“El comité… tiene bases de buena fe para concluir que el expresidente y miembros de su campaña se involucraron en una conspiración criminal para defraudar a Estados Unidos”, escribieron los legisladores en documentos presentados el miércoles a la justicia.

En el texto, los investigadores del comité apuntan a dos posibles delitos: conspiración para defraudar a EEUU y obstrucción a un proceso oficial del Congreso.

“La evidencia e información disponible establece que hay una creencia honesta de que Trump y otros pudieron haber estado implicados en actos criminales y/o fraudulentos, y que la asistencia legal del acusado fue utilizada para avanzar estas actividades”, señalan los investigadores ante el juez.

En concreto, indican que Trump y Eastman trabajaron conjuntamente para tratar de convencer al entonces vicepresidente Mike Pence para que obstaculizara la certificación de los votos del Colegio Electoral, que daban la victoria al candidato demócrata y actual presidente, Joe Biden.

Por ello, señalan “al expresidente y miembros de su campaña por haber estado implicados en una conspiración para defraudar a EEUU”.

Se trata de la acusación más sería planteada hasta ahora por el comité que investiga el asalto al Capitolio.

Este grupo de legisladores, formado por una mayoría de congresistas demócratas, tiene como objetivo determinar por qué ocurrió el asalto, quién fue responsable y qué puede hacerse para evitar otro suceso similar.

Con ese propósito, ha solicitado acceso a documentos y ha citado a declarar a aliados de Trump, que en algunos casos se han negado a cooperar, lo que ha provocado que el ex asesor presidencial Steve Bannon sea acusado de desacato por la vía penal.

Aunque el comité no tiene capacidad para presentar cargos criminales, tiene previsto divulgar un informe sobre su investigación, que podría trasladarse al Departamento de Justicia para que evalúe posibles acciones criminales.

El escrito no contiene las conclusiones finales porque la investigación continúa, pero ha sido visto como el pronunciamiento más amplio y dañino hasta ahora sobre el comportamiento de Trump, quien intentó aferrarse al poder tras perder la elección contra Joe Biden.

Un aliado de Trump, el abogado John Eastman, escribió un memorando en el que delineó cómo el entonces vicepresidente, Mike Pence, podía evitar que los legisladores certificaran la victoria de Biden en una sesión legislativa del 6 de enero de 2021. Al final, Pence se negó a hacerlo.

En el documento divulgado la noche del miércoles, el comité dijo que la negativa de Eastman de declarar ante los legisladores por el privilegio abogado-cliente, no se aplica porque él y otros, incluido Trump, “podrían haber participado en actos criminales y/o fraudulentos” para intentar revertir la elección.

Los legisladores dijeron que la evidencia les da “una base de buena fe para concluir que el presidente Trump violó” la ley que criminaliza la “conspiración para cometer una ofensa contra Estados Unidos o defraudar” al país.