La influencer contó que terminó la relación con el recolector de residuos luego de casi dos años

Un movimiento en las redes encendió las alarmas: Dani La Chepi había dejado de seguir en Instagram a su novio, Javier Cordone, y sus 3.7 millones de seguidores no dejaron pasar el dato. Durante el viernes, los rumores de una separación entre la influencer y el recolector de residuos recorrieron en el mundo virtual, mientras ella seguía con la rutina habitual de idas y vueltas con su hija, Isabella. Incluso, se animó a un corte de cabello, luciendo un prolijo flequillo, y a un cambio de look emponchada y con sombrero en esta época del año.

Pero por la noche dejó a un lado el histrionismo para hablar con seriedad. “Las razones, qué pasó, o por qué, desde cuándo y demás, me parece que son parte de la intimidad, pero para las y los que están preguntando: Sí, Javier y yo estamos separados. Yo estoy bien, gracias”, señaló, escueta, mirando a cámara. Y para completar la publicación, escribió un mensaje de gratitud para sus seguidores. “Les quiero mucho, gracias por preocuparse”.

La conductora de El gran juego de la oca también había dado algunos detalles al frente del programa de las noches de El Trece. En la edición del jueves, durante una competencia en el que una pareja concursaba para poder irse de vacaciones juntos, un gesto llamó la atención de la influencer “Mirá cómo la asiste el novio a la chica, quién quisiera un novio así, ¿no?”. En su momento pasó desapercibido, pero por como se dieron los hechos habla de cierta distancia entre la actriz y el recolector.

La historia de Daniela y Javier nació durante la pandemia y de la manera más casual y gracias a la curiosidad de su hija Isabella. “Él es chofer de camión de recolección de basura. Nos conocimos en la pandemia, por la ventana”, empezó diciendo la ex Masterchef Celebrity en abril de 2020 durante su visita a Minuto para ganar,. Allí señaló que, además de ser muy atractivo físicamente, el muchacho en cuestión “es muy linda persona”. Pero remarcó: “¡Es muy fachero! ¿Sabés qué? Revoleame como una bolsa…”. Y es que, antes de manejar el vehículo, Javier se dedicaba a realizar exactamente ese trabajo.

Allí Daniela Viaggiamari, tal su nombre real, habló en detalle del comienzo de su historia con Javier. “Yo me lo chamuyé un poco. Pero él vio las historias (de Instagram), se ve que le dijeron que esta piba esta subiendo cosas sobre vos… Porque yo le tiraba los perros a los pibes de atrás, a los que corren. Pero un día se baja el chofer y dice: ‘¡Isa!’ Siempre la excusa de la nena. Y cuando hizo así (se bajó el barbijo), dije: ‘¡Uh, mirá lo que es esto! Dios existe”, contó la influencer, y agregó: “Ahí trajo un vino y me dijo: ‘Cuando termine esta cuarentena lo tomamos’”,

En el ciclo que conducía Marley por Telefe, Dani reveló la importancia de Isabella como celestina. “En realidad, ella se hizo amiga de él. Y, después, se ponía en la reja y me hacía (guiño de ojo). Cerraba la ventana y me decía: ‘Tenés que tener novio, mamá’. Porque me veía cómo estaba…Pero la verdad es que se quieren mucho y eso para mí es lo más importante”, dijo entonces La Chepi.