El luchador irlandés reveló en las redes sociales un chat en el que se lo ve analizando la posibilidad de involucrarse en la adquisición del club propiedad de Roman Abramovich

El mundo está con los ojos sobre la invasión de Rusia Ucrania y sus efectos colaterales en toda Europa. Uno de ellos es la decisión del ruso Roman Abramovich, dueño del Chelsea Football ClubEl empresario nacido en Sarátov decidió poner en venta a los Blues con el objetivo de asegurar que el equipo que milita en la Premier League de Inglaterra pueda seguir su camino sin sanciones ni impedimentos.

Los interesados en adquirir al actual campeón de la Champions League no tardaron en levantar la mano y dentro de los nombres apareció el luchador de UFC Conor McGregor, confeso hincha del Manchester United. El irlandés reconoció que quiere analizar la compra de la institución londinense valuado en 3.000 millones de libras esterlinas. La estrella del octágono redactó en las redes: “Deseo explorar esto” en respuesta a una imagen de un mensaje de WhatsApp de un contacto desconocido que decía “Chelsea en venta, 3 mil millones de libras. Vamos a comprarlo”.

McGregor, cuyo patrimonio ronda los 135 millones de libras esterlinas, ya había mostrado interés en comprar su querido United y durante la crisis que sufrieron los Red Devils el año pasado. “¡Hola, muchachos, estoy pensando en comprar el Manchester United! ¿Qué opinan?”, escribió en sus redes sociales en medio de los rumores de venta por parte de la familia Glazer.

Abramovich, de 55 años, es el mandamás del club del oeste de Londres desde 2003. Otro que apareció como candidato a realizar una oferta por los Blues fue el multimillonario suizo Hansjorg Wyss al afirmar que se le ha dado la oportunidad de comprar Chelsea, y está preparando un consorcio para iniciar la gestiones de compra. El empresario, de 86 años, admitió que analizará los detalles de cualquier posible acuerdo para adquirir al equipo azul.

“Abramovich está tratando de vender todos sus negocios en Inglaterra, también quiere deshacerse rápidamente del Chelsea”, dijo Wyss al diario suizo Blick. Y agregó sobre la posibilidad que le tocó la puerta de manera inesperada: “Otras tres personas y yo recibimos una oferta el martes para comprarlo. Tengo que esperar cuatro o cinco días ahora, actualmente está pidiendo demasiado. Igual a día de hoy, no sabemos el precio de venta exacto”.

Además, un banco comercial con sede en Estados Unidos se habría puesto en contacto con los compradores potenciales para sumarse a las negociaciones por el cuadro inglés en busca de un porcentaje. Roman reveló que toda la ganancia que consiga de la venta del club será donada a las víctimas ucranianas de la invasión encabezada por Vladimir Putin.