La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que el verdadero movimiento feminista es el de la “Cuarta Transformación”

Durante el medio día de este sábado, en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, se llevó a cabo el Encuentro de Mujeres por la Transformación, en el marco del próximo Día Internacional de la Mujer, que se celebrará el 8 de marzo próximo.

En el evento estuvieron presentes la actual presidenta del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, acompañada de Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Indira Vizcaíno Silva, gobernadora de Colima; Evelyn Salgado, gobernadora de Guerrero; Marina del Pilar, gobernadora de Baja California; Lorena Cuéllar, de Tlaxcala y Layda Sansores, de Campeche, todas pertenecientes al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En el evento, cada una de las mujeres pasaron al frente para dar un discurso en pro a las mujeres. La última en tomar la palabra, fue la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

“¡Qué vivan las mujeres!”, inició su discurso la jefa de Gobierno, para después, nombrar a cada una de las gobernadoras presentes. “A unos días del Día Internacional de la Mujer, queremos ser muy claras y muy empáticas, es aquí, en este movimiento, en ningún otro como esté, es en este movimiento de transformación, en donde se reconocen los derechos de las mujeres”.

Ofreció un reconocimiento a la labor que desempeñan las mujeres en el país. “A todas las mujeres hoy nuestro reconocimiento, somos un eslabón de la lucha de muchas mujeres que llegaron a este momento, somos las continuadoras de las mujeres que lucharon en la Revolución Mexicana, desde aquí les decimos a esas mujeres que nos dejaron una sociedad igualitaria que seguimos su ejemplo”, dijo Sheinbaum.

“Nosotras representamos un movimiento de transformación que llevó a la presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador (…) en tan solo tres años México ha cambiado, pero en fechas recientes se ha querido colocar a nuestro movimiento como el que está en contra de la igualdad de las mujeres, y como si no nos interesara o doliera la violencia contra las mujeres, de pronto el movimiento conservador se ha querido erigir como los defensores de la lucha contra las mujeres, nada más falso, nada más hipócrita”.

“Se quieren erigir como feministas pero son quienes cerraron los espacios para tener a más médicos y médicas”.