El autor del “impuesto a la riqueza” que impulsó Máximo Kirchner dijo que trabaja para que el acuerdo se apruebe “con la mayor cantidad de votos posible” y admitió que “cada voto de nuestro espacio que no se consiga nos va a doler”

Carlos Heller, presidente dela Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, autor intelectual del “impuesto a la riqueza” que impulsó Máximo Kirchner y miembro del oficialista Frente de Todos, aseguró hoy que la Cámara baja aprobará el acuerdo con el FMI, que el gobierno envió ayer al Congreso.

Heller ya había dicho que votaría “con la nariz tapada” a favor del acuerdo y señaló hoy, en diálogo con radio Mitre, que comparte los dichos del ministro de Economía, Martín Guzmán. “A nadie de nuestra fuerza política le gusta que el FMI esté en la Argentina”, dijo el diputado, quien aclaró lo siguiente: “Nosotros no estamos negociando un acuerdo con el FMI; estamos haciendo la refinanciación del acuerdo que dejó la gestión anterior, del que hay que pagar 19.000 millones de dólares este año y 20.000 millones el año que viene. Buscamos una salida a la inviabilidad que creó el acuerdo de 2018. Esta negociación trabajosa, con diferencias que se pudieron acortar a puntos aceptables, es lo que tenemos que tratar”.

El también presidente del “Partido Solidario” que integra el Frente de Todos, dijo que, a diferencia de Néstor Kirchner en 2006, la Argentina no está en condiciones de pagarle al FMI para “no venga más a la Argentina”. Además, admitió que “puede ser” que Máximo Kirchner y los diputados de La Cámpora voten contra el acuerdo junto con el PRO. Trascartón, sin embargo, aclaró: “Máximo es un importante y valioso dirigente de nuestro espacio que asume con transparencia y honestidad una posición diferente”.

Frente de Todos contra Macri

Según Heller, el Frente de Todos se conformó como coalición para competir contra el intento de reelección presidencial de Mauricio Macri. “Todos sabemos que como toda coalición contiene sectores que no piensan igual en todo. Las coaliciones no exigen unanimidad, sino tolerancia, respeto a la opinión del otro, saber cómo resolver las contradicciones que se plantean”, señaló, y remontó su rechazo al FMI a 1957, cuando una primera misión del organismo llegó al país y él se manifestó en contra como presidente de un Centro de Estudiantes.

“No soy guzmanista ni antiguzmanista. Guzmán es el ministro a cargo de la negociación más compleja en mucho tiempo y lo está haciendo de una manera razonable”

El legislador negó la posibilidad de que el Frente de Todos se rompa a raíz del acuerdo con el FMI y apeló a la “flexibilidad” de la coalición oficialista. “Las coaliciones funcionan cuando las cosas que las unen son mayores que aquellas que las diferencian. Dependen del entorno, del país, de las decisiones que hay que ir tomando. Es una situación compleja: la Argentina está tratando de dejar de ser un país inviable para ser un país viable”, señaló. Y hasta subrayó la reciente baja del dólar y que quienes compraron dólares en octubre pasado perdieron dinero respecto de quienes pusieron pesos a plazo fijo.

-No soy guzmanista ni antiguzmanista. Es el ministro a cargo de la negociación más compleja en mucho tiempo y lo está haciendo de una manera razonable. Yo quisiera no pagarle nada al FMI y que no venga más, pero eso hoy no es posible. Se trata de que la Argentine vuelva a ser un país viable, con expectativas más ordenadas. Lo que no hay que hacer es magnificar las diferencias. Lo que yo hago es construir las coincidencias”

Consultado sobre si en Diputados ya están los votos necesarios para aprobar el acuerdo, Héller respondió: “Se lo cuento el jueves”, pero de inmediato agregó: “No creo que haya posibilidad de que esto no se apruebe; lo que tratamos es que se apruebe con la mayor cantidad de votos posible. Cada voto de nuestro espacio que no se consiga nos va a doler, pero comprendemos que hay historias y sentimientos que no se pueden ignorar y que a muchas compañeras y compañeros les hacen más difícil adoptar un voto positivo”.

Y volviendo sobre la posibilidad de que los diputados camporistas coincidan con los del PRO, señaló: “Cada uno tiene que hacerse cargo de lo que hace. Hay fuerzas políticas que fueron parte del proceso en que la Argentina se endeudó. Cuando dicen ‘nos quieren dejar el muerto a nosotros’ están trabajando en dos ideas; una, que ya son el futuro gobierno, y otra, que nosotros deberíamos pagar la deuda antes de terminar la gestión de este gobierno”.