El propietario del diario Evening Standard, hijo de un magnate ruso ex miembro de la KGB, escribió una contundente epístola en la que pide el cese de las hostilidades por parte de las tropas invasoras

Mientras Europa está al borde de otra guerra mundial, y el mundo al borde de un posible desastre nuclear, le ruego que utilice las negociaciones de hoy para poner fin a este terrible conflicto en Ucrania.

Lo digo como alguien con profundos lazos personales tanto con mi país de nacimiento como con el país en el que me crié y al que ahora llamo mi hogar.

En esta página están los últimos minutos de una niña de seis años herida mortalmente por los proyectiles que impactaron en su bloque de apartamentos de Mariupol el domingo. Todavía lleva puesta su chaqueta rosa mientras los médicos luchan por salvarla. Pero es demasiado tarde. Otros niños, y otras familias, están sufriendo destinos similares en toda Ucrania.

Como ciudadano ruso, le ruego que impida que los rusos maten a sus hermanos y hermanas ucranianos.

Como ciudadano británico les pido que salven a Europa de la guerra. Como patriota ruso le ruego que impida que más jóvenes soldados rusos mueran innecesariamente. Como ciudadano del mundo te pido que salves al mundo de la aniquilación.

Las negociaciones de hoy en la frontera entre Ucrania Bielorrusia ofrecen un momento de esperanza. Ustedes pueden detener este conflicto. Por favor, aprovechen el momento y pongan fin a esta guerra hoy mismo.

Evgeny Lebedev

Propietario del Evening Standard.