Las tropas ucranianas informaron que han destruido 80 tanques, 516 vehículos blindados, diez aviones y siete helicópteros

La Guardia Nacional de Ucrania cifró este viernes en 2.800 los efectivos rusos muertos en el segundo día de la ofensiva militar en territorio ucraniano, según datos proporcionados en la red social Twitter. Además, señalaron que han destruido 80 tanques, 516 vehículos blindados, diez aviones y siete helicópteros.

Estas cifras contrastan con las proporcionadas por las autoridades rusas, que no han informado de bajas entre sus filas. Un portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general de división Igor Konashenkov, detalló que los efectivos rusos se han hecho con el control del asentamiento de Trejizbenka, Lugansk.

En Donetsk, las tropas rusas han llegado hasta Volnovaja, según informó en la red social Facebook. Además, se habrían apropiado de “una gran cantidad de armas entregadas por los países occidentales a Ucrania en los últimos meses”. Entre estas, han destacado sistemas de misiles antitanque Javelin estadounidenses y un NLAW británico.

Además, según sus datos, han “desactivado” 211 instalaciones de infraestructura militar de las Fuerzas Armadas ucranianas, entre las que figuran 17 puestos de mando. Asimismo, habrían derribado seis aviones de combate, un helicóptero, cinco vehículos aéreos no tripulados y destruido 67 tanques y otros vehículos blindados o 16 lanzacohetes múltiples.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el inicio de una operación militar contra Ucrania, días después de reconocer la independencia de las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Un alto funcionario de defensa de Estados Unidos dijo este viernes que la invasión de Rusia a Ucrania perdió fuerza ante la resistencia ucraniana por aire y tierra. “Su impulso, particularmente en lo que respecta a Kiev, se desaceleró en las últimas 24 horas”, dijo la fuente de la agencia de noticias AFP que pidió no ser identificada.

Las fuerzas rusas, que en la madrugada del jueves ingresaron a Ucrania a través de varios puntos, aún no tomaron las grandes ciudades ni lograron controlar el espacio aéreo, advirtió el funcionario. “No han logrado avanzar lo que creemos que habían previsto”, agregó. “Un buen indicador de eso es que no se han tomado centros poblados. Ninguno”.

El Pentágono cree que Moscú quiere tomar el control de Kiev y reemplazar al gobierno actual, con lazos con Occidente, por aliados del Kremlin.

Muchos temen que las poderosas fuerzas rusas, que cuentan con un masivo respaldo del otro lado de frontera ucraniana, puedan conquistar Kiev en cuestión de días. Pero hasta ahora, pese a que se han centrado en objetivos militares, no han podido desbaratar la estructura de defensa ucraniana.