La crisis tiene el origen en tres conflictos. Dos de ellos están siendo dirimidos con el asalto a ese país que comenzó anteayer. El tercero difícilmente se pueda resolver

En Ucrania convergían tres conflictos: la guerra civil que comenzó en 2014 en la región del Donetsk y Luhansk entre el gobierno ucraniano y los separatistas, el cual hasta el 2021 había cobrado la vida de 14.000 personas según el International Institute for Strategic Studies.

El segundo conflicto es propiamente aquel que se sucede entre Rusia y Ucrania, que comenzó con la anexión de Crimea también en 2014, y que concluyó con un repliegue de las fuerzas militares de ese país y con la bandera de Rusia flameando en la península, provocando el puntapié inicial para la tensión sostenida entre ambos países.