Que el panista Ricardo Anaya debe comparecer hoy en el Reclusorio Norte, donde será imputado por un presunto soborno millonario derivado del caso Odebrecht.

Esta cita se ha pospuesto cuatro veces y el punto fino sigue siendo el mismo: en caso de que el ex candidato presidencial comparezca por videoconferencia y no compruebe que está en el país, la Fiscalía General de la República pedirá la cancelación de la diligencia y solicitará de inmediato la orden de aprehensión.

Que los 18 gobernadores de la 4T, incluida la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, suscribieron una carta de respaldo al presidente Andrés Manuel López Obrador ante lo que consideraron “ataques” de “grupos económicos” que perdieron sus privilegios y se oponen a la reforma eléctrica, entre otras iniciativas.

“Se equivocan: el pueblo no quiere que regrese el viejo régimen y nosotros defendemos con orgullo esta transformación que no tiene marcha atrás”, se señala en el documento, firmado incluso por Cuauhtémoc Blanco, de Morelos.

Que la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, presidida por Sergio Gutiérrez Luna, y la secretaría general del órgano legislativo, encabezada por Graciela Báez, tomaron nota de la detención en Oaxaca de una persona que transportaba a cinco migrantes en situación irregular y se identificó como empleado de San Lázaro, aunque desde el principio quedó claro que la “charola” exhibida por el supuesto funcionario era apócrifa, porque esas placas dejaron de expedirse hace varias legislaturas.

Que el Supertazón no se quedó solo en lo deportivo, pues el PRI, por ejemplo, aprovechó la ocasión para difundir un anunció en la transmisión nacional, mientras que el senador Armando Guadiana, de Morena, presumió su asistencia al estadio junto a su hijo, aunque falló en la quiniela, porque apostó por los Bengalíes; también se dio tiempo de aclarar que desde 2017 no vende carbón a la CFE.

Otros compañeros de partido como el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, y la alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, colocaron mensajes en redes para mostrar su afición por el gran espectáculo de la NFL.