Una extraña enfermedad pone en riesgo la vida de Bruno, de 5 años. Su madre, con ayuda de su hija de 12 años vende postres para sacar adelante los gastos médicos que requiere su hijo menor.

La mañana de este martes estuvo presente en el estudio de Telediario Gabriela Macías en compañía de su hijo Bruno, de 5 años, quien padece de una extraña enfermedad que ataca a 2 de cada 20 millones de personas en el mundo.

Bruno padece de púrpura trombocitopénica idiopática crónica severa (PTI), condición que provoca que el sistema inmunológico ataque por error las plaquetas. Gabriela señaló que a Bruno se le manifiesta esta enfermedad saliéndole moretones en su cuerpo, sangra de la nariz y de la boca y en algún momento se puso tan grave que hasta sangró de sus ojos.

Desde los dos años, Bruno ha estado luchando contra esta enfermedad, misma que se le descubrió cuando se cayó en un sillón de su casa y esto le provocó una hemorragia interna que provocó que lo llevaran al hospital y fue en ese momento en el que le dijeron que el niño estaba grave.

Gabriela contó que, ante la gravedad de los moretones, por un momento fueron investigados por las autoridades, al pensar que el niño había sido golpeado, sin embargo, con el diagnóstico de los médicos, esta teoría fue descartada.

“Al no tener plaquetas, su vida está constantemente en riesgo”, señaló su madre, quien además contó los medicamentos que requiere Bruno, mismos que le generan efectos secundarios.

Con lágrimas en los ojos, Gabriela contó que ante la demanda de tiempo que requiere estar llevando a Bruno al hospital, es su hija de 12 años la que le ayuda a hacerse cargo de su otro hijo.

“Es difícil, porque los dejas solos. Porque tienen que aprender que no pueden hacer muchas cosas para ayudar a su hermano, pero que tienen que hacer cosas para ayudarlo. Es difícil porque una niña de 12 años carga con una responsabilidad muy grande porque solo somos nosotros cuatro”, contó Gabriela, quien menciona que su hija mayor le ayuda a veces con la limpieza de la casa.

Cada 28 días, Bruno necesita un medicamento de casi 26 mil pesos, por lo que la urgencia de conseguir dinero le hizo a Gabriela comenzar a vender diversos postres para poder sacar adelante este duro golpe económico que representa.