La casa de subastas aseguró que la piedra preciosa no tiene ninguna imperfección interna y que sólo existen otros cinco diamantes azules de más de 10 quilates.

Tras el revuelo que desató la venta del diamante negro Enigma (considerado el más grande en su tipo), la casa de subastas Sotheby’s presentó este miércoles uno de los diamantes azules más valiosos que han llegado a una subasta jamás, que se ha valorado en al menos 48 millones de dólares y que se ofrecerá al mejor postor en un evento en Hong Kong el próximo mes de abril.

El De Beers Cullinan Blue, de 15.10 quilates, fue pulido recientemente después de haber sido descubierto en la mina Cullinan en Sudáfrica en abril del año pasado, y la casa de subastas apunta que la piedra preciosa no tiene imperfecciones internas.

Te recomendamos: Subastan por internet diamante negro ‘Enigma’ y lo venden en 4.3 mdd Sotheby’s destacó asimismo que en mayo de 2016, otro diamante azul, el Oppenheimer Blue, de 14.62 quilates, se vendió en una subasta por 57.5 millones de dólares, el precio récord de una piedra de este tipo en una venta al mejor postor, por lo que el De Beers Cullinan Blue, de 15,10 quilates, podría superar ampliamente los 48 millones estimados por los expertos. ¿Por qué es tan valioso este diamante azul? Según Sotheby’s, la gema ha sido evaluada por el Instituto Gemológico de Estados Unidos (GIA, sus siglas en inglés).

Sólo existen otros cinco diamantes azules de más de 10 quilates subastados en el mundo, ninguno de los cuales supera los 15 quilates de este ejemplar.

Por ello, la empresa venderá la pieza en una subasta dedicada única y exclusivamente a esta piedra preciosa, cuyo precio en potencia puede equipararse a importantes obras de arte como, por ejemplo, un reciente Botticelli, Cristo Barón de dolores, que se vendió por 45.4 millones de dólares el pasado mes de enero en Nueva York.

“Los diamantes azules de cualquier tipo son excepcionales en el mercado, pero este es lo más excepcional entre lo excepcional”, dijo en un comunicado la directora de Sotheby’s en Asia, Patti Wong, que describió esta piedra preciosa como una de las “mejores creaciones de la naturaleza”.

Este ejemplar, de corte escalonado, ha sido clasificado por el GIA como un diamante “azul vívido”, el mayor grado de color que puede recibir este tipo de gema, y que reciben sólo un 1 por ciento de ellas.