Zelenski admite que la central nuclear fue tomada por el ejército ruso en su incursión, que ya dejó 137 ucranianos muertos, y afirma que el objetivo ahora es la capital; “nos dejaron solos”, reclama a Occidente

A solo 24 horas de iniciado el avance en Ucrania, las tropas rusas no solo tomaron ya zonas claves, como Chernóbil, sino que iniciaron el sitio a Kiev, en medio de los reproches de su presidente, Volodímir Zelenski, a Occidente.

“Nos dejaron solos en la defensa de nuestro Estado. ¿Quién está preparado para luchar a nuestro lado? No veo a nadie. ¿Quién está preparado para garantizar la adhesión de Ucrania a la OTAN? Todos tienen miedo”, recalcó el mandatario ucraniano al tiempo que denunciaba el envío de grupos de sabotaje rusos a la capital.

Para la tarde del jueves, el gobierno ucraniano ya daba por perdido el control de la central nuclear de Chernóbil, cercana a la frontera con Bielorrusia, a manos de tropas rusas.

“Después de una feroz batalla, perdimos el control… Es imposible decir que la planta nuclear siga siendo segura”, dijo el asesor presidencial ucraniano Mykhaylo Podolyak. Antón Gueráschenko, del Ministerio del Interior ucraniano, advirtió que si los depósitos con restos radiactivos almacenados en Chernóbil resultan dañados, “el polvo nuclear puede propagarse por Ucrania, Bielorrusia y los países de la Unión Europea”.

Cuestión de horas Los medios estadunidenses reportaron declaraciones de funcionarios del Pentágono que aseguran que tropas rusas estarán alrededor de Kiev “en cuestión de días, o mañana, al ritmo al que avanzan”. Rusia atacó el aeropuerto militar Antonov en Gostomel, a las puertas de la capital ucraniana.

El aeropuerto resulta estratégico porque puede albergar al ejército ruso para entrar Kiev. Por su parte, el Ejército de Tierra de Ucrania afirmó en su cuenta oficial que Rusia quiere bloquear Kiev y crear un corredor terrestre a la anexionada península de Crimea y a la región separatista de Transnistria, en Moldavia, controlada por Moscú.

“El plan está ya claro: el principal objetivo de la operación es bloquear Kiev (…) para esto se introdujeron paracaidas tácticos: hasta 200 soldados rusos desembarcaron en el aeródromo de Gostomel”, a 35 kilómetros de Kiev, indicó.

Te recomendamos: Francia ofrece ayuda al presidente de Ucrania por considerar que está en peligro El presidente ucraniano aseguró que permanecerá en Kiev con su familia, a pesar de su certeza de ser el objetivo número uno de Rusia para instalar un gobierno afín al Kremlin.

Algunos reportes de esta madrugada hablaron de un par de explosiones en el centro de la ciudad, de acuerdo con las agencias Avance imparable Rusia avanzó desde tres puntos: al sur desde Crimea hasta la ciudad de Jerson, a través del río Dniéper; al norte desde Bielorrusia hasta Kiev, a lo largo de dos carreteras al noreste y noroeste de la capital ucraniana, y al este desde la ciudad rusa de Belgorod hacia la gran ciudad industrial de Jarkov, donde incluso utilizaron paracaidistas, según estimaciones del Pentágono, que contabilizó 75 salidas de bombarderos y 160 lanzamientos de misiles de corto y medio alcance, así como crucero, incluidos los de mar-tierra disparados desde el mar Negro.

Los ataques rusos se centraron en blancos militares, incluidas bases aéreas y el mando del ejército ucraniano, pero según Washington el objetivo es tomar el control de ciudades clave, sobre todo Kiev.

Zelenski informó que el primer día de ataque por mar, aire y tierra dejó la muerte de 137 ucranianos, “nuestros ciudadanos, diez de ellos oficiales, 316 resultaron heridos” y pidió “armarse y pelear”.

Al menos 100 mil personas han dejado sus casas en zonas urbanas de Ucrania a raíz de la invasión y varios miles más han cruzado las fronteras, apuntó Shabia Mantoo, portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), mientras que los que se quedaban en las ciudades buscaron refugio antiaéreo por WhatsApp.