Las decisiones rusas agravan la crisis surgida hace semanas con los países occidentales, cuando el envío de tropas a la frontera con Ucrania hizo temer una invasión inminente.

Rusia instó este martes al mundo a “seguirla” en el reconocimiento de la independencia de las dos repúblicas separatistas del este de Ucrania, un día después de que el presidente Vladimir Putin tomara esa decisión y ordenase al ejército ruso desplegarse en esos territorios para “mantener la paz”.

“Rusia insta a los otros Estados a seguir su ejemplo”, afirmó el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado, que agrega que el reconocimiento de Moscú a los rebeldes -condenado por Occidente- “no fue fácil pero es el único paso posible”.

Te recomendamos: Estados Unidos anunciará nuevas sanciones contra Rusia Según el ministerio, la decisión de Putin fue “dictada principalmente por consideraciones humanitarias” y “con el objetivo de servir para garantizar una vida pacífica” en las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

La noche del lunes al martes, el mandatario ruso ordenó al ejército que se despliegue en Donetsk y Lugansk, en la región ucraniana del Donbás.

No hay por ahora un calendario ni tampoco detalles sobre la amplitud de este envío de tropas, pero Rusia ya tiene más de 150 mil soldados en la frontera con Ucrania, un dispositivo suficiente para realizar este tipo de operación.

Las decisiones rusas agravan la crisis surgida hace semanas con los países occidentales, cuando el envío de tropas a la frontera con Ucrania hizo temer una invasión inminente y activó la diplomacia mundial.

Los últimos mensajes de Putin también avivan el conflicto en esta región separatista del este de Ucrania, donde ya han muerto violentamente 14 mil personas desde 2014 y reina una frágil tregua.