Se trata del AN-225, la aeronave con la mayor capacidad de carga jamás construida. Estaba estacionado en una estación aérea que fue atacada por las fuerzas armadas rusas

El día de ayer el gobierno de Ucrania confirmó a través de su cuenta de Twitter que el avión más grande del mundo, el Antonov AN-225, conocido como “Mriya” -El sueño- fue destruido por ocupantes rusos en un aeródromo próximo a la ciudad de Kiev. En el mismo tweet, se comprometen a reconstruir el avión así como cumplir con el sueño de “una Ucrania fuerte, libre y democrática”.

Como ya lo había anticipado Infobae, el Antonov-225 fue destruido por las fuerzas armadas rusas en una batalla entre helicópteros de ambos bandos que tuvo lugar sobre el aeropuerto de Hostomel, a pocos kilómetros de Kiev. En dicho enfrentamiento, el galpón en el que estaba estacionado el “Mriya” habría sido incendiado y con él, se produjo el incendio de la aeronave

Los reportes iniciales habían determinado que se observó humo negro en la zona y que se divisaron helicópteros sobrevolando el aeropuerto de Hostomel, base operacional del AN-225. De hecho, al consultar los rastreadores de aeronaves tales como Flightaware, el último vuelo del avión más grande del mundo tuvo lugar el 5 de febrero pasado con destino final en dicha base aérea. Esta operación había tenido lugar entre el Aeropuerto de Billund, en Dinamarca (BLL) y concluyó en el llamado Antonov Airport (GML) cerca de las 17:36 horas locales.

Todo esto fue confirmado el día de ayer, tanto por el Gobierno de Ucrania a través de su cuenta de Twitter, como ya fue mencionado, como por la empresa estatal Ukroboronprom, encargada del control del complejo industrial-militar que heredó dicho país de la Unión Soviética (URSS). Dicho organismo emitió un comunicado en el que además de confirmar la pérdida de la emblemática aeronave, afirmaron que el “Mriya” será reconstruido.

En el comunicado, se lamentaron por la pérdida del avión que posee el récord de ser el avión de transportes de carga comercial “más grande, más largo, más pesado y con mayor capacidad de elevación” del mundo; y anticiparon un plan de reconstrucción del mismo que, estiman, llevará más de 5 años de arduo trabajo y una inversión de 3 mil millones de dólares. “Nuestra tarea es garantizar que estos costos sean cubiertos por la Federación Rusa, que ha causado daños intencionales a la aviación y al sector de carga aérea de Ucrania”, sentenciaron desde Ukroboronprom.

La pérdida de esta aeronave no sólo es un impacto para Ucrania, lo es para todos los aficionados de la aviación. El Antonov AN-225 “Mriya” es una celebridad entre los aviones del mundo. Su desarrollo comenzó en la década de los 80 en la Ucrania Soviética, aunque no fue hasta 1988 cuando se completó su construcción. Su objetivo era transportar el Burán que era el transbordador espacial fabricado por OKB-5 con el que la URSS llegó al espacio en una misión no tripulada, y los cohetes del Energiya. Con la caída de la Unión Soviética, el ejemplar terminó siendo utilizado como una categoría única de transporte para cargas especialmente voluminosas.

Desde entonces fue conocido como “el avión más grande del mundo” y llamó la atención de todos los aficionados de la aviación, tal es así que cada vez que se sabía sobre su llegada a tal o cual aeropuerto, cientos de personas se reunían en las inmediaciones para poder observar una de las maravillas de la ingeniería jamás construidas por el hombre. En internet se encuentran múltiples registros de video sobre despegues y aterrizajes del “Mriya”, imágenes impactantes que no dejan de asombrar por el tamaño del AN-225.