Los supuestos responsables de la crianza del menor no han sido capturados hasta el momento, ya que huyeron del municipio de El Salto.

El 17 de febrero fue encontrado Chavita, un menor que fue sustraído de un hospital de Jalisco cuando era un recién nacido y desde entonces, sus padres lo buscaron, sin imaginar que sería encontrado 16 años después.

Rogelio Barba Álvarez, jefe del departamento de disciplinas de Derecho en la Universidad de Guadalajara (UDG), mencionó que los supuestos padres del menor podrían ser condenados a siete o 22 años de prisión.

o anterior mencionado es debido al delito de sustracción y tráfico de menores. Además, deberán ser castigados incluso si ellos no fuesen los responsables de llevarse a Chavita del hospital cuando era un recién nacido.

“Este delito se sanciona con una pena de siete a 22 años de prisión. Quien sustrajo al bebé será susceptible de esta pena pero luego también recibirá la misma pena quién reciba el menor”.

Por otra parte, Rogelio Barba Álvarez refirió, que existirá una implicación jurídica respecto al nombre del menor, ya que los padres biológicos podrán solicitar los cambios de apellido.

Además Chavita, tendrá que ser registrado de nueva cuenta en el registrado civil y por ende, también serán modificados todos sus documentos. Sin embargo, el maestro Barba Álvarez enfatizó, que Chavita necesitará sobre todo ayuda psicológica.

“Existe un problema jurídico en relación al nombre del niña, ahora adolescente, el cual se tendrá que volver a registrar bajo el nombre de los padres […]es un problema jurídico el cual se tiene que resolver para darle personalidad”.

​El académico de la UDG agregó, que habrá algunos procedimientos que se tendrán que definir conforme avance este conflicto, ya que es un caso inusual en la República Mexicana.

Cabe mencionar que los presuntos responsables del delito podrían ser absueltos en dado caso que los padres biológicos les otorguen su perdón, de lo contrario, deberán ir a prisión por el delito de tráfico de personas.