Los precios del petróleo repuntaron poco antes del cierre de este lunes tras el anuncio del traslado de la embajada de Estados Unidos de Kiev a Lviv, en Ucrania que interpretado como una señal de inminente ataque.

El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en abril, el más negociado en Londres, ganó 2.16 por ciento, para finalizar a 96.48 dólares.

Algunos minutos antes, el crudo Brent había subido hasta los 96.78 dólares, por primera vez desde septiembre de 2014. En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) con plazo en marzo, ganó 2.53 por ciento, para un cierre a 95.46 dólares. Durante la sesión, alcanzó su nivel más alto desde septiembre de 2014, a 95.82 dólares.

En tanto, la Mezcla Mexicana de Exportación subió 2.60 por ciento al cotizarse en 89.10 dólares por barril, su nivel más alto desde el 15 septiembre de 2014, de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Estados Unidos anunció el lunes el traslado temporal de su embajada en Ucrania de Kiev a Lviv, en el oeste del país, ante “la espectacular aceleración” del despliegue de fuerzas rusas en la frontera.

La noticia marcó una inflexión en los precios del oro negro que ya venían orientados al alza.

La decisión estadunidense de mover su embajada acaba de relativizar los comentarios del jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, que en un encuentro televisivo con el presidente ruso, Vladimir Putín, estimó, el lunes temprano, que aun había “una oportunidad” de llegar a un compromiso sobre la crisis ucraniana. “El mercado está tenso”, con una oferta insuficiente “y la Opep (Organización de países exportadores de petróleo) no parece querer reaccionar y poner más petróleo en el mercado”, comentó el analista John Kilduff de la firma consultora de inversiones Again Capital.