Mariano Andújar, arquero de Estudiante, no se justificó ante lo ocurrido, aunque cree que debe existir un límite.

Mariano Andújar, portero del Estudiantes, protagonizó una pelea con los aficionados del Huracán tras el partido de la Copa Liga Profesional, donde se acercó a las gradas para intercambiar algunos golpes con un sector de la porra del equipo rival, quienes se burlaron de su padre fallecido.

El arquero se pronunció al respecto en sus redes sociales, asegurando que no se justifica por sus acciones, “porque mi reacción fue inapropiada”, pero también son seres humanos y debería haber un límite.

“A las tres / cuatro personas que durante todo el segundo tiempo me gritaron barbaridades sobre mi padre fallecido, con conocimiento y datos de momentos específicos de su vida, les cuento que hay límites que deberían no cruzarse pero acá estamos y así fue.

A esos no les pido disculpas”, escribió el jugador en Instagram

Tras los actos de Mariano Andújar, la Fiscalía de Buenos Aires levantó una acta contra el portero. El silbante del partido no agregó este incidente en su cédula arbitral.