Lo reveló Oleksandr Slyvchuk, analista del Instituto de Política Internacional de ese país y miembro de la defensa territorial del ejército local. “Estamos cavando trincheras para resistir”, dijo desde la capital ucraniana

Oleksandr Slyvchuk es analista del Instituto de Política Internacional de Ucrania y miembro de la defensa territorial del Ejército. Si bien su experiencia en el campo de batalla no es muy amplia porque se desempeña como traductor militar, cuenta con una formación básica en combate armado y como miles de ucranianos, está dispuesto a defender su país de la invasión rusa. Desde Kiev, la capital, el soldado dio cuenta de la tensión que se vive bajo el asedio de las fuerzas militares de Vladimir Putin y brindó algunos detalles de cómo se prepara la población para resistir.

Estamos tranquilos por el momento, la capital sigue bajo control de Ucrania. Cavamos las trincheras en las partes más alejadas. Por ahora Kiev sigue bajo el control del gobierno” del presidente Volodímir Zelenski , dijo Slyvchuk en diálogo con CNN Radio, donde además aseguró que ante la presencia de espías rusos en la ciudad, las autoridades pidieron a la población en general y a los militares que sólo hablen en ucraniano.

“Fue una decisión dramática la de llamarnos a combatir. No tengo experiencia en batalla. Soy oficial pero soy traductor militar de inglés a ucraniano. No tengo tanta preparación militar. Sé manejar un fusil. Conozco tácticas de ataque básicas pero no mucho más. Lo que hacemos es ayudar a la policía nacional en las calles porque hay muchos espías rusos. Tenemos la información de que llevan la ropa del Ejército ucraniano. Por eso el gobierno y el Ejército ordenaron que sólo hablemos en ucraniano”, dijo.

Entre otros detalles, aseguró que la ciudad resiste los ataques rusos y que por eso distribuyeron miles de fusiles entre los habitantes para reforzar la seguridad. “En Kiev hay tres millones de habitantes. Todos se volcaron a la parte occidental. Mi familia está en el asilo metropolitano de Kiev. Los hombres que tienen experiencia militar deben enlistarse en el ejército profesional. Han dado más de 18 mil fusiles para la seguridad territorial para que la gente se proteja en las calles”, contó el traductor militar.

Dice que vive cada ataque con miedo pero con la esperanza de que los ucranianos van a resistir y salir airoso luego de la tragedia. “La economía y el Estado están listos para estar en estas condiciones. La sociedad está muy unida. Convivimos como una familia grande. La gente civil prepara la comida para el ejército, que está en las trincheras. No creo que Rusia imponga el control”, vaticinó.

Oleksandr informó que en el día de ayer “un avión de tropas de desembarque ruso fue destruido y murieron más de 100 soldados” de ese país. Además, contó que ejercito informó el derribo de dos aviones caza y dos helicópteros de Rusia, con lo que dio a entender que, a su criterio, Putin no lograría su objetivo: controlar el gobierno de Ucrania.

“El primer objetivo de Rusia es el control total del gobierno ucraniano para que nuestra política interior y exterior sea controlada por el Kremlin. Putin quiso hacer un blitzkrieg (guerra relámpago) acá en Ucrania pero las tropas fracasaron. La gente resiste con bastante éxito. Ni los militares rusos saben por qué están aquí. Rusia va a apelar a las relaciones diplomáticas para salvar su economía y a sus militares. La gente acá no los ve como liberadores, los ve como ocupantes. La gente resiste y no hay sentimientos prorrusos”, resaltó.

El analista dijo además que eran conscientes de que la OTAN no intervendría aunque señaló que en Ucrania sienten que tienen el apoyo de los países de Occidente. “Entendemos que la OTAN no va a participar de nuestro lado. Polonia ha enviado muchos coches con armamentos a Ucrania. Solo las fuerzas ucranianas pueden detener esto. Ahora sí sentimos el apoyo de occidente. Ha impuesto las sanciones al presidente ruso. Sentimos que Occidente nos apoya”, dijo.

Lo cierto es que -sostuvo- los ucranianos están preparados para resistir durante las próximas semanas y saben que los tiempos que se vienen en materia política, social y económica no serán fáciles. Sin embargo, reiteró que Ucrania saldrá victoriosa y que Rusia deberá retirarse.

“Hay que prepararse y por eso la gente está cavando trincheras. Estamos acá para proteger. La economía va a sufrir pero la independencia y la soberanía son lo más importante. Más importante que el dinero. Debemos sobrevivir ahora”, sentenció.