En 2019, del total de turistas extranjeros que llegaban por avión 55.2% provenía de EU pero con la crisis sanitaria el número subió a 73.9%, una de los más altos en la historia

La pandemia detuvo la estrategia del gobierno de México de diversificar el turismo extranjero que llega al país, con la finalidad de reducir la dependencia de los viajeros estadunidenses.

De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo (Sectur), a noviembre del año pasado 73.9 por ciento de los viajeros extranjeros que entraban a suelo mexicano eran del país vecino del norte, muy superior a lo que se registraba en 2019, cuando eran 55.2 por ciento.

El director del Centro de Investigación y Competitividad Turística de la Universidad Anáhuac (Cicotur), Francisco Madrid, explicó que este escenario se debe principalmente a los efectos de la crisis de salud, debido a que muchos países en el mundo pusieron restricciones a la entrada de viajeros frente a que México no tuvo ninguna prohibición.

Ante las numerosas restricciones para viajar a naciones de Europa y Sudamérica, un país como México con total libertad de entrar se convirtió en un destino ideal para los estadunidenses para evitar todos los problemas que implican las cuarentenas, presentación de pruebas PCR y otras medidas de aislamiento, comentó el especialista.

Te recomendamos: Covid-19 catapultó uso de tecnologías en sector turístico: Sectur El presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), Jorge Hernández, coincidió en que la emergencia sanitaria fue el principal factor para que se incrementará la dependencia de los viajeros estadunidenses, aunado a aspectos históricos donde el clima gélido del norte de América hace que vengan a las playas mexicanas.

La Sectur expresó en varias ocasiones que uno de los objetivos en la actual administración es reducir la dependencia de los viajeros de Estados Unidos y atraer más de otras naciones, como son Europa o incluso de China.

“La diversificación de mercado no va a aparecer como magia, hay que hacer una propuesta concreta, identificar mercados y ver cómo funcionan; desde 2003 se ve a China como mercado potencial y no acaba de pasar nada”, enfatizó Madrid. Otro de los aspectos que cambió es la participación de mercado de Canadá; de acuerdo con informes de Sectur, en 2019 los viajeros por vía aérea de esta nación representaban 12.1 por ciento, para noviembre de 2021 solo eran 2.7 por ciento.

El número de viajantes de esa nación “se cayó de momento, pero seguramente se va a reactivar, ya hay reuniones diplomáticas importantes y seguramente los canadienses volverán a ver a México porque es un destino tradicional y que brinda muchas ventajas en clima”, mencionó Hernández, de Fematur.

Otro de los problemas en el sector turístico es la dependencia que se tiene de seis destinos que son Los Cabos, Monterrey, Guadalajara, Puerto Vallarta, Ciudad de México y Cancún, donde 90 por ciento de los viajeros extranjeros llegan solo a ellos, informó el director del Cicotur.

“No creo que vaya a cambiar este escenario, porque no hay una oferta suficiente en otros lugares.

Acapulco se ha rezagado, prácticamente se ha salido del mercado internacional; Manzanillo no acabó de dar el salto; Mazatlán ha logrado avanzar algo, le ha ido bien con el mercado nacional y la masa de crítica de Huatulco e Ixtapa Zihuatanejo no les alcanza para figurar en el sector”, subrayó Madrid.

El directivo señaló que los demás destinos deben trabajar fuertemente en la creación de nuevos productos turísticos y una extensa campaña de promoción en México y el extranjero.