En la pasada edición de una de las pasarelas más importantes del mundo, 20 maquillistas nacionales se encargaron del arreglo de varias modelos

Uno de los sueños más grandes de la mexicana Fer Olea, quien es maquillista profesional, era llegar a una de las pasarelas más reconocidas del mundo –Fashion Week Nueva York–, compartir su trabajo con las modelos y disfrutar de lo que más le apasiona en un lugar tan aclamado en la industria de la moda.

Ella formó parte de un grupo de mexicanas que se encargó del maquillaje en las pasarelas, y es que México se quedó con esta sección, siendo la primera vez que se logra algo así; sin duda una gran experiencia para todos los involucrados en este viaje.

Y fue gracias a Mariana Barcón, maquillista profesional también, quien formó un equipo y reunió a todos los talentos para viajar a Nueva York, como Fer Olea, que aún se siente emocionada por haber estado en uno de los lugares donde siempre soñó estar.

“Tenemos una líder como Mariana Barcón, ella fue el año pasado porque le entró el bichito de que quería estar ahí, investigó cómo podía llegar allá y lo logró poco a poco; es la primera mexicana en llegar a este desfile.

Tiempo después uno de sus jefes justamente la puso a la cabeza de este equipo, y ella nos invitó”, dijo Fer en entrevista con M2. La Fashion Week de Nueva York es uno de los eventos más importantes de la industria de la moda, la edición pasada se llevó a cabo del 7 al 12 de febrero, en la que Mariana Barcón fue seleccionada para estar al frente.

“Sentí muchísima emoción de que me tomaran en cuenta para esta oportunidad, lo veía muy lejano, y ya al estar ahí la verdad me dieron muchas ganas de llorar, me dio mucho sentimiento.

Les conté a mis mejores amigas que decreté estar en Fashion Week de Nueva York, me fijé una meta y a los dos meses me dieron la noticia de que nos íbamos”, destacó aún con alegría durante la entrevista.

“Cien por ciento creo en el poder de decretar, esta experiencia fue algo que me puse de meta profesional, y puede ser así con todo tipo de situaciones, hasta con cosas más chiquitas, no necesariamente tiene que ser algo muy grande”, dijo la makeup artist.

Alcanzar objetivos Fer asegura que ha aprendido mucho de Mariana y de todas las experiencias. Apenas hace tres años se convirtió en maquillista profesional y sus primeros trabajos fueron en shootings para marcas, y recuerda que desde pequeña encontró la pasión en los colores y en el arte de crear distintos looks –pintaba a sus amigas para todos los eventos–; se siente muy afortunada de hacer lo que más le gusta.

“Durante el proceso de maquillaje platico con los clientes para saber qué es lo que más les gusta y qué colores les quedan; si trabajo con marcas, armo mis diseños dependiendo lo que deseen; me gusta tener ese diálogo.

Me gusta el maquillaje teatral, aunque no considero que sea mi fuerte; lo respeto mucho, pero me gusta más la moda, lo editorial, lo social”, destacó Fer Olea. La próxima meta para la artista es llegar a las grandes pasarelas del mundo como Milán o París, en lo que estará trabajando para seguir alcanzando logros.