Dirigentes de alto nivel se reúnen en Múnich (sur) desde el viernes hasta el domingo para una serie de encuentros sobre la defensa y la seguridad.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, declaró que sería “catastrófico” que la crisis entre Rusia y Ucrania degenerara en guerra, en la apertura de al conferencia anual sobre seguridad en Múnich, Alemania, en la que participaron numerosos dirigentes internacionales.

Vista la “concentración de tropas rusas en torno a Ucrania, estoy profundamente preocupado por el aumento de tensiones y de especulaciones sobre un conflicto militar en Europa”, afirmó Guterres. Si esto ocurriera, sería “catastrófico”, insistió, subrayando que no debería haber “alternativa a la diplomacia”.

Dirigentes de alto nivel se reúnen en Múnich desde el viernes hasta el domingo para una serie de encuentros sobre la defensa y la seguridad.

Esta conferencia anual tiene lugar en plenas tensiones entre Moscú y los países occidentales, que temen que las tropas rusas se preparen para invadir Ucrania.

Entre los participantes, figuran la vicepresidenta estadunidense, Kamala Harris, su secretario de Estado, Antony Blinken, los principales jefes de la diplomacia de la Unión Europea, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski. Rusia, normalmente presente en esta reunión, no envió representantes este año.