Alejandro Herlan es profesor de tango y vive en el norte del país que fue atacado por las tropas de Vladimir Putin. Explicó por qué no teme a las acciones bélicas: “Volvía todas las noches a mi casa a las tres de la mañana. Eso sí da miedo”, dijo

“No le tengo miedo a un misil, soy de Lanús”. Con una soltura que sorprendió a sus interlocutores, así respondió Alejandro Herlan, un argentino que vive en el interior de Ucrania, sobre cómo recibía las noticias de la sorpresiva invasión de Rusia que ordenó Vladimir Putin. La frase generó un rápido impacto -viralización mediante- y tuvo una repercusión oficial, debido a que un alto funcionario de ese municipio bonaerense se hizo eco de esas palabras, no para desmentirlas, sino para reconocerlas.

Mirá, yo soy de Lanús. Volvía todas las noches a mi casa… así que tanto miedo no le tengo al misil, pero bueno”, respondió el joven bailarín de tango que vive cerca de Járkov, una ciudad del norte ucraniano, al ser consultado por el periodista Esteban Mirol, en el noticiero Telenueve de la TV argentina. “Yo volvía a la noche, 3 de la mañana a mi casa y tenía que caminar cuatro cuadras. Eso sí da miedo, todos los días”, aseguró, tras lo cual, el conductor le completó: “Si sos de Lanús estás preparado para todo”.

En la entrevista con el noticiero de canal 9, el bailarín reconoció que “la cosa está complicada, nosotros estamos cerca de Járkov. No sé si saben pero dicen que Rusia ya tomó Járkov y que la próxima ciudad es la nuestra así que estamos medio preocupados”, pero trató de quitarle dramatismo. “No podemos salir porque no hay nafta. No se pueden comprar dólares ni euros. Y los hospitales ahora solo van a atender a los soldados”, aseguró Herlan.

“Hasta para mí fue una sorpresa. No se lo esperaba nadie, la gente de acá seguía trabajando como si nada”, detalló y reconoció que en Ucrania “no te podés proclamar en contra de la guerra, está como prohibido”. Alejandro, que estaba con Anya, su pareja, reveló que en el país se dictó la ley marcial y que todo lo que se transmite por televisión es controlado por el gobierno local: “Yo estoy rogando que no ataquen civiles ni edificios y que sólo se ataquen bases militares”, afirmó.

Respuesta oficial

Lanús y todo el conurbano son lugares de guerra de baja intensidad, porque todo el tiempo pasa algo o está por pasar algo, es una constante. Para los que estamos todo el día y todos los días nos llegan los partes policiales, el detrás de escena, ves un repiqueteo constante de cosas que pasan. No estamos todos los días a los tiros, pero cada tanto estamos a los tiros. Funciona así en el tiempo”, aseguró el jefe de Gabinete y responsable del área de Seguridad del Municipio de Lanús, Diego Kravetz, sobre la frase de Herlan.

El funcionario, en una entrevista con Romina Manguel, en Radio Con Vos, reconoció que cuando llegaron a la gestión, en 2015, “Lanús era uno de los municipios más sangrientos de todos, con un promedio en ocasión de robo por mes. Cuando terminamos en 2019 llegamos a 0 homicidio en ocasión de robo. Eso no quiere decir que la gente se sienta segura cuando sale a la calle a las 3 de la mañana y eso pasa en todo el conurbano”. Finalmente, reconoció que la frase le “duele” porque “teníamos una marcha por inseguridad por semana y fuimos mejorando mucho la seguridad”.