Uno de los mayores logros en la vida debería ser, sin duda, comprar una planta y lograr que ésta sobreviva y se mantenga bella, sana y fuerte.

Caelie Wilkes una joven amante de la naturaleza, se sentía orgullosa de sí misma por haber mantenido viva a su plantita regándola por dos años con mucho amor… hasta que descubrió que era de plástico.

Por medio de Facebook, la joven compartió su historia acompañada de un par de fotografías de la planta falsa, y explicó todos los cuidados que puso, durante todo ese tiempo, para mantenerla sana.

Te recomendamos: Hombre viaja sobre el techo de su auto sentado en una resbaladilla; lo detienen “He tenido esta suculenta por más de dos años.

Estaba muy orgullosa de mi planta, tenía un color hermoso, era perfecta. La tenía en la ventana de mi cocina y no permitía que nadie más la regara”.

Imaginen entonces la decepción que enfrentó esta mujer cuando, para seguir cuidando de ella, decidió trasplantarla a una maceta más grande y bonita y no encontró sus raíces por ningún lado.

La realidad la azotó como un látigo: había estado cuidando y llenando amor por dos años una planta artificial.

“Hoy decidí que era tiempo de trasplantarla, y encontré la maceta más bonita, que además le quedaba perfecta.

Entonces, la saque del contenedor en el que la había comprado y entendí que la planta era falsa. ¡Traté con todas mis fuerzas para mantenerla viéndose lo mejor posible, y es de plástico completamente!… siento que estos dos años han sido una mentira”, relató la chica en su publicación.

Por su puesto, la historia de Caelie se volvió viral. Hata el momento, la publicación original reúne más de 9 mil reacciones en la red social y ha sido compartida más de 6 mil veces.