Las autoridades han acusado al Ejército ruso de apuntar contra zonas pobladas y no sólo contra objetivos militares.

Un misil ruso alcanzó un gran edificio residencial en Kiev; sin embargo, hasta el momento no se ha informado sobre posibles víctimas, indicó el servicio estatal de situaciones de emergencia de Ucrania.

“Una brutalidad más de los ocupantes rusos que, de ninguna forma, se podrá ocultar al mundo y a los rusos”, escribió Antón Gueráschenko, asesor del Ministerio del Interior.

Los videos difundidos en las redes sociales mostraban un alto inmueble con la fachada destrozada y escombros en la calle abajo. El edificio está situado a varios kilómetros del centro, en la calle Lobanovski, en honor al legendario entrenador de fútbol ucraniano y seleccionador soviético.

“Kiev, nuestra espléndida y apacible ciudad, sobrevivió a una nueva noche de ataques de las fuerzas terrestres rusas y a los misiles. Uno de ellos impactó en un inmueble residencial en Kiev”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores ucraniano Dmytro Kuleba.

Rusia anunció poco antes que había disparado misiles de crucero contra infraestructuras militares, en el tercer día de su invasión militar de Ucrania.

Las autoridades han acusado al Ejército ruso de apuntar contra zonas pobladas y no sólo contra objetivos militares, como aseguran el Kremlin y el Ministerio de Defensa de Rusia, desde el comienzo de la invasión en la madrugada del jueves.