La madre de Axel, Charlotte y Alexander se refirió a la decisión de la justicia este miércoles en Argenzuela, el ciclo de Jorge Rial en Radio 10. Además, reveló como era su vida junto al ex jugador

Mariana Nannis rompió el silencio después de que la Justicia imputara y citara a indagatoria a su ex marido, Claudio Caniggia, en la causa que se le sigue por presunto abuso sexual: el hecho investigado habría sucedido en mayo del 2018 en uno de los departamentos del Hotel Faena, según la denuncia que presentó su ex esposa y madre de sus tres hijos: Axel y los mellizos Charlotte y Alexander.

“Se le imputa a Claudio Paul Caniggia el hecho ocurrido el 5 de mayo del 2018 donde intentó mantener relaciones sexuales con su entonces esposa, Mariana Belén Nannis Silles, pero ante la negativa de ella le dijo ‘Te voy a matar, hija de puta’ y le propinó golpes de puño en el rostro”, se lee en el escrito emitido por la Fiscalía N° 42 a cargo del doctor Carlos Velarde.

“El hecho habría ocurrido en el inmueble sito en la calle Petrona Eyle, departamento 221 (residencias del hotel Faena). Caniggia se subió sobre Nannis e introdujo su pene en la vagina, contra la voluntad de ella. Luego de eso, Nannis le dijo que lo iba a denunciar y Caniggia se rio y le dijo que el era amigo del capo de policía y que ‘si haces la denuncia tu cabeza va a rodar’ y “si salís por esa puerta voy a mandar a matar, hija de puta. Vos a mí acá sólo no me dejas”, continúa el documento.

VER TAMBIÉN La palabra de Claudio Caniggia tras ser imputado por la denuncia de Mariana Nannis por abuso sexual

Según el fiscal, el episodio habría ocurrido luego de el entonces matrimonio (en marzo 2020 salió la sentencia de divorcio, después de casi 30 años de casados) se retirara de una fiesta de casamiento en el Hipódromo de Palermo. “De allí se fueron en un auto conducido por Caniggia a gran velocidad mientras discutía con Nannis, propinándole un manotazo en una de sus manos”, señaló Velarde.

A la espera de la presentación de Caniggia -quien deberá hacerlo el próximo 22 de marzo a las 10 de la mañana vía zoom-, Nannis habló con Jorge Rial, en su programa Argenzuela, por Radio 10, y expresó que estaba angustiada por la situación que atraviesa con su ex marido, a quien calificó de impune: “Tengo miedo, el tipo me tenía amenazaba, me cagaba a palos. Yo no podía hacer la denuncia cuando me cagaban a palos y me violaba a la fuerza”.

“Que te puede llamar la atención de un tipo que pensó que siempre podía hacer lo que quería”, agregó. El conductor quiso saber entonces qué pasó ese día en el Hotel Faena. Nannis fue contundente: “Me cagaba a trompadas. Ponía los brazos para que no me pegue en la cara. Tenía moretones en los brazos. Me vio gente de mi entorno. Pero esto no pasó solo en el Faena. Esto paso también en España”.

Mariana también hizo hincapié en el deseo de su ex de llevar el conflicto legal en la Argentina. “¿Tanta influencia tenía?”, le preguntó Rial. “¿Por qué te pensás que me puso un divorcio en la Argentina? Es amigo del capo de la policía”, respondió y recordó algunas de las cosas que Caniggia le decía cuando estaban juntos: “Vos a mí no me vas a dejar solo”. Entonces, su descargo: “Yo le decía llorando que me iba a Marbella y le preguntaba por qué me hacía esto a mí que yo no le hice nada. Yo lo único que le hice fue darle una familia. Que no se le acerque gente de mierda. Llegó un momento en que no podía más. Me llegó a decir: ‘yo entro y salgo, pero después tu cabeza va a rodar. Vas a terminar muerta‘”.

Sobre esos tiempos, también recordó que vivía asustada. “Yo dormía encerrada con llave. Se paraba al lado de la cama y me decía “un día voy a matar a todos. Van a amanecer muertos. Yo y mis hijos. ¿Cómo pensás que una persona puede vivir así? No podés vivir amenazada todo el tiempo. Desde el principio fue así. Me agarró del cuello en un hotel. Yo la llamaba a mi mamá por teléfono porque la extrañaba”, contó emocionada.

Fue entonces cuando se quebró al recordar el momento más duro que le tocó vivir en su vida. “Lo peor fue cuando me empujó contra un auto y perdí a mi bebé. Eso fue lo peor que me pasó”, dijo entre lágrimas. “Yo no me quería acostar con él porque volvía a las 4 o 5 de la mañana de hacer cualquier cosa y estaba en un estado. Se pensaba que, como yo era su mujer, podía hacer lo que quería. Y no está bien eso. Y no podía hacer la denuncia porque él conocía a todos. Mi vida fue un desastre al lado de él. Nadie lo sabe las cosa que me pasaron al lado suyo”, agregó y contó el motivo por el que dejó Buenos Aires definitivamente: “Me fui porque tenía miedo. Mi vida al lado de este hombre fue un infierno. Él piensa que es impune. Yo le di una familia decente. Mis hijos son ejemplares”.

Rial entonces quiso saber cuál era la relación de Claudio con sus tres hijos, Axel, Charlotte y Alexander. “¿Tus hijos fueron testigos de alguna golpiza?, le preguntó el ex Intrusos. “Siempre me pegaba estando sola con él. Trataba de que yo esté sola. Cuando me empujó contra el auto, estaba embarazada y estábamos los dos solos en el garaje. No había nadie”, aclaró ella y relató cómo fue la pérdida de ese embarazo. “Sentí como un latigazo. Me fui a dormir, me dolía todo. Le dije: ‘vos no entrás’ . Al otro día, cuando me fui a hacer un masaje en el césped, le dije a la persona que pare porque sentía todo caliente. Estaba chorreando sangre. Tenia un hemorragia”, recordó.

Fue su hija la que la llevó a la clínica: “Me acompaño Charlotte en un taxi. Tendría 12 años. Llegamos a la clínica y lo llamé, le dije ‘vení para acá porque me empujaste y tengo una hemorragia’. Me dijo ‘vos sos una de las hijas de puta que le gusta hacerse la víctima’ y no vino. Estaba embarazada de su hijo”.